Inicio Actualidad Cómo impacta el cambio climático en la salud mental

Cómo impacta el cambio climático en la salud mental

En multitud de ocasiones hablamos del cambio climático por los efectos que está teniendo sobre nuestro planeta en referencia a las especies en peligro de extinción o extinguidas, los cambios de temperatura, la variación de la climatología o las cada vez más agresivas manifestaciones de la naturaleza. Sin embargo, no siempre nos acordamos de sus efectos sobre la salud mental de la población. Y es que, aunque no nos guste tener que decirlo, también está siendo muy dañino en este sentido con la raza humana, y es necesario denunciarlo para poner coto a los diversos desmanes que todavía se producen.

Más allá de las sequías extremas, las inundaciones y los incendios, el cambio climático, según datos de un nuevo estudio publicado en la revista especializada PNAS, dirigida desde la Academia Nacional de las Ciencias de EEUU, por motivo de las subidas de las temperaturas, se comienza ya a asociar a un incremento de los problemas de salud mental de los ciudadanos.

La buena salud mental en peligro por culpa del cambio climático

La investigación ha sido llevada a cabo en el seno del MIT, estando en manos de un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts. En la misma, se ha estudiado la salud de unos dos millones de norteamericanos entre los años 2002 y 2012, y de ahí se extrae que la ansiedad, la depresión y el estrés están siendo consecuencias directas del cambio climático.

La información obtenida del análisis de los dos millones de personas en comparación con registros meteorológicos de otros periodos, muestran problemas mentales graves que se relacionan con el clima. Y es que los meses con exceso de precipitaciones o calor inusitado elevan las probabilidades de reducir la buena salud mental entre un 0,5% y un 2%.

Estos resultados no son nuevos, ya que estudios anteriores como el que vimos publicado en la revista Nature Climate Change ya confirmaban que el aumento de las temperaturas eleva el número de ingresos hospitalarios, a la vez que altera los patrones de sueño y empeora los estados de ánimo.

De momento, no se sabe con exactitud el motivo por el que las temperaturas elevadas alteran la salud mental y agudiza los problemas, pero es evidente que cada vez más personas se verán afectadas.

En vista de estos resultados, organizaciones como la Red de Salud UC Christus desarrollan un trabajo de seguimiento a 10000 ciudadanos que, durante la próxima década, será analizados para saber cómo las variables ambientales inciden en su bienestar y su salud mental.