Inicio Actualidad Cómo limpiar fogones de gas obstruídos

Cómo limpiar fogones de gas obstruídos

Si tienes una cocina de gas con fogones o quemadores, es fácil que debido a la grasa o la suciedad, estos acaben taponados de modo que tenemos que saber cómo limpiar fogones de gas obstruidos, para su buen funcionamiento.

Las cocinas con fogones de gas tienen un diseño realmente bonito y cuando las compramos, brillan y nos parecen las mejores, pero con el uso diario, es fácil que vayamos acumulando grasa hasta el punto de acabar con los quemadores o fogones obstruídos, de modo que la combustión de gas no será la correcta y con ello puede que no solo no tengamos un fuego vivo como se necesita, sino que además existe riesgo de que se acumule gas y provoquemos un accidente. Es importante saber cómo limpiar los fogones.

Pasos para limpiar los fogones de gas obstruidos

Para limpiar loa fogones obstruídos adecuadamente, debe quitarlos, lavarlos, secarlos y reposicionarlos, asegurándose de que no haya agua dentro de los orificios de las coronas que dificulten la ignición del gas. De este modo, debes hacer lo siguiente.

  1. Lo primero de todo es retirar los fogones y comprobarás que cada quemador tiene una serie de orificios por los que sale el gas. Toma un palillo y lo pasas por cada orificio para eliminar la grasa acumulada; un pequeño truco que te servirá para que la limpieza sea profunda..
  2. A continuación, toma un recipiente, llenas con agua tibia y metes dentro un vasito de vinagre.
  3. Ahora mete los quemadores y dejas que reposen en esta mezcla durante al menos una o dos horas (en función de la cantidad de grasa acumulada).
  4. Una vez haya pasado ese tiempo. Sacas los quemadores, y los acabas de lavar con agua tibia y un poco de detergente para platos, rascando con la ayuda de un estropajo para que salga toda la grasa.
  5. Cuando hayas limpiado los quemadores, los secas bien con un paño limpio.
  6. Antes de recolocar los quemadores debes limpiar bien el resto de la cocina ya que seguramente la parte que ocupan los fogones está llena de grasa. Para ello, debes limpiar con un producto para grasa de cocinas o si deseas un remedio natural, puedes limpiar con un poco de bicarbonato o también con vinagre y agua.
  7. Recuerda que una vez hayas acabado de limpiar será importante que seques bien con un paño limpio.
  8. Cuando tengas que colocar los quemadores en la cocina de gas, debes asegurarte de insertarlos en el sitio que corresponde y sobre todo que quedan bien ajustados.
  9. Ahora solo te quedará comprobar que los fogones funcionan bien. Abre la llave del gas, coge un encededor o cerilla y comprueba si el fuego se enciende y si tienes una llama limpia y viva.