Cómo limpiar la pantalla del ordenador de forma eficaz

7

Quien tiene un ordenador sabe que es una pieza muy importante que hay que cuidar para poder sacarle partido el máximo tiempo posible. Su conservación y buen estado es muy importante, no solo por dentro sino también por fuera. ¿Quieres saber cómo limpiar la pantalla del ordenador? Sigue leyendo y comprobarás lo fácil que es hacerlo.

Pasos para limpiar la pantalla del ordenador

  1. Si vas a limpiar la pantalla del ordenador, lo primero que debes hacer es apagarla. Si está integrada en un portátil o los modernos “All in one”, entonces apaga el equipo al completo.
  2. Coge un paño de microfibra que esté seco y empieza limpiando todo el marco.
  3. Dobla el paño cuando limpies el marco para empezar a limpiar la superficie sin tener la suciedad acumulada en el punto anterior.
  4. Limpia la superficie del monitor de forma suave, pasando el paño pero sin apretar. Realiza movimientos rectos, de lado a lado de la pantalla. Aquí no es recomendable que los movimientos sean circulares ya que moverías la suciedad por toda la superficie, no la quitarías.
  5. Una vez que has limpiado todo el monitor, es probable que haya quedado algo de suciedad en los bordes, algo normal al arrastrar el paño hacia ahí.
  6. Ahora debes coger el paño y cubrir un dedo con él. Pásalo nuevamente por los bordes para quitar la suciedad que haya quedado.
  7. Si además de polvo la pantalla tenía suciedad, entonces es probable que con el paño solo no sea suficiente. Aplica un producto específico para pantallas, o bien mezcla agua tibia con un par de gotas de lavavajillas. Nunca utilices un producto para limpiar el polvo del hogar en una pantalla.

Mantener la pantalla siempre limpia

Procura no tocar la pantalla con los dedos.
No pongas la pantalla en un ambiente que tenga mucha humedad, como por ejemplo la cocina o el cuarto de baño.
Evita la luz directa del sol, puede dañar el monitor fácilmente.
Si no lo vas a utilizar durante un largo período de tiempo es recomendable que lo cubras con una tela o plástico para que no se le pegue mucho polvo.