Cómo limpiar los filtros de la campana extractora

4

El uso diario de la cocina y el hecho de acumular humedad y grasa, hace que la campana extractora se convierta en uno de los elementos de este espacio que más se ensucia. Por ello te explicamos a continuación, paso a paso y de manera fácil, cómo limpiar los filtros de la campana extractora.

Mantener limpios los filtros de la campana extractora, te permitirá el buen uso de esta para que se puedan eliminar todos los humos y olores que se generan al cocinar. No te pierdas ahora, ni uno solo de los pasos ahora detallados.

Pasos para limpiar los filtros de la campana extractora

Dos son los métodos que podemos utilizar para limpiar los filtros, uno es en el lavavajillas y el otro a mano. Con el primero ahorramos tiempo y esfuerzo, pero debes limpiar los filtros sin nada más con el considerable gasto de energía eléctrica y agua que supone. Veamos entonces cómo se limpiarían a mano.

  1. Lo primero de todo es retirar los filtros. Es fácil y en casi todos los modelos verás que lleva unas pequeñas pestañas de sujeción que puedes abrir para sacar cada filtro. En caso de duda siempre puedes recurrir al manual de instrucciones.
  2. Una vez hayas sacado los filtros de la campana, debes remojarlos en agua caliente con jabón. Deja que reposen al menos dos horas para que puedan ir soltando toda la grasa que tienen acumulada.
  3. Una vez pasado ese tiempo coge un cepillo y retira la grasa y suciedad con cuidado. Los filtros son delicados de modo que no debes raspar y mucho menos pasar un estropajo. En caso de tener suciedad muy incrustada debes dejarlos un rato más en remojo de agua y jabón.
  4. Una vez hayas dejado limpios los filtros tan solo quedará dejarlos escurrir al aire y una vez estén secos, ya podrás volver a colocarlos en la campana extractora.

A tener en cuenta

  • La limpieza de los filtros es algo sencillo si aplicamos lo explicado de manera periódica cada dos o tres meses, o tras haber cocinado mucho durante la semana.
  • Por otro lado, no es conveniente que uses productos químicos antigrasa o lejía para la limpieza de los filtros. Está bien que los uses quizás para limpiar el exterior de la campana extractora, pero piensa que la tela que cubre los filtros es delicada y con esos productos que son abrasivos, puede que se acabe deteriorando hasta el punto de romperse.
  • Antes de volver a colocar el filtro en su sitio, puedes pasar un paño por el soporte de metal de estos de modo que también lo dejes limpio. El paño sí podrá estar humedecido en cualquier producto antigrasa.