Inicio Actualidad Cómo limpiar piñas de pino

Cómo limpiar piñas de pino

Las piñas de pino suelen caer durante el otoño o el invierno, por lo que si has recogido algunas por el campo, las puedes utilizar para hacer con ellas todo tipo de manualidades navideñas o para decorar en fiestas, aunque es importante que estén bien limpias. Veamos a continuación, paso a paso, y de manera fácil, cómo limpiar piñas de pino.

Las piñas de pino tienen una forma muy característica y bella, pero también es cierto que suele ser algo complicado limpiarlas de manera fácil o solo con agua. Veamos entonces qué hacer para que nos queden bien y podamos reutilizarlas en todo tipo de manualidades.

Pasos para limpiar piñas de pino

Si sigues los pasos a continuación, vamos a poder dejar como nuevas nuestras piñas de pino y con ello podremos hacer todo tipo de manualidades o también las puedes decorar con pintura brillante para hacer un bonito centro de mesa navideño.

  1. Lo primero que tenemos que hacer es coger las piñas que hayamos recogido y las agitamos bien para que caiga la suciedad en general que haya recibido por estar en el árbol o el suelo, así como para que salgan los posibles insectos que pueden haber dentro.
  2. Llena el fregadero de la cocina o un recipiente que sea hondo, con agua caliente y un vaso de vinagre.
  3. A continuación, sumerge las piñas dentro del agua y el vinagre y las dejas en remojo durante 20 minutos o media hora.
  4. El siguiente paso consiste en enjuagar las piñas con el chorro del grifo. Para ello, será bueno que utilices guantes de goma, y así evitarás que la savia natural presente en la piña actúe en tu piel.
  5. De nuevo como hiciste al comienzo, agita bien la piña ya que todavía pueden haber bichitos y de este modo acabarán de caer.
  6. Pon a secar las piñas sobre un periódico y no las toques en al menos cinco días. Comprobarás no solo como están completamente limpias sino que además estarán más abiertas y lucirán perfectas para que las decores como desees.
  7. Si no quieres esperar tantos días para que se sequen y abran las piñas, puedes hacer otra cosa, que consiste que preparar una bandeja para el horno, con un poco de papel de horno. Colocas las piñas encima y las introduces dentro del horno una hora o una hora y media (debes haber precalentado previamente el horno a 90 grados).
  8. Saca las piñas del horno cuando haya pasado la hora u hora y media indicada, y las colocas sobre un papel de horno nuevo o sobre un periódico. Si tienes, acaba rociando las piñas con un poco de barniz en spray para que se conserven limpias durante más tiempo.