Inicio Actualidad Cómo pintar una lámpara de forja paso a paso con eficacia

Cómo pintar una lámpara de forja paso a paso con eficacia

El hierro forjado es uno de los materiales más resistentes, bonitos y decorativos que hay, ya sea para muebles o para complementos. Con el tiempo se desgasta, y eso puede hacer que pierda su atractivo, así que hay que buscar formas de renovarlo. ¿Quieres saber cómo pintar una lámpara de forja? Sigue leyendo y toma nota de los pasos para hacerlo con éxito.

Para poder realizar este trabajo necesitarás un esmalte metálico antioxidante, que sea en gel ya que su aplicación será más sencilla y eficaz. Sean grandes o pequeñas, independientemente del número de bombillas y sus características, si lo haces bien, los resultados que puedes conseguir serán espectaculares y totalmente profesionales.

Pasos para pintar una lámpara de forja

  1. Lo primero que tienes que hacer lijar bien las partes del hierro forjado que se han deteriorado y quieres pintar. No tienes por qué hacerlo en toda la pieza si únicamente vas a pintar una parte. Utiliza una lija de grano medio que sea especial para metal.
  2. Una vez terminado el lijado, pasa un cepillo para retirar todos los restos y partículas que se hayan podido generar. Pasa también un trapo humedecido en alcohol.
  3. Protege bien la zona que está alrededor de la lámpara con plástico y cinta de carrocero para que no se manche, sobre todo en las partes que no quieres pintar.
  4. Ahora, con una paletina, aplica el esmalte metálico antioxidante, repartiendo bien por toda la superficie que quieres pintar. Debe ser de gran dureza y resistente a la intemperie, las mejores características cuando de hierro se trata.
  5. Será suficiente con aplicar una sola capa de esmalte. Deja que se seque durante el tiempo que el fabricante indique en el envase y verás que el hierro forjado volverá a lucir espectacular.

Como ves, pintar una lámpara de forja o cualquier otro elemento de este material es muy sencillo.