Cómo quitar azulejos paso a paso

5

Si estás haciendo obras en casa, o deseas reformar tu baño, es posible que tengas idea de cambiar los azulejos de modo que deberás retirar los viejos para colocar los nuevos. Por otro lado puede que solo se te haya partido uno y desees sustituirlo de modo que vamos a ofrecerte a continuación, una guía paso a paso, de cómo quitar azulejos.

Los azulejos son fáciles de poner si utilizas un poco de cemento o mortero, pero debemos tener cuidado cuando se trata de sacarlos porque en el caso de querer quitar solo uno, si lo hacemos de manera incorrecta, es posible que acabemos rompiendo los que lo rodean. Veamos entonces cómo se quitan.

Materiales

  • Martillo
  • Espátula
  • Cuchillo
  • Cincel

Pasos para quitar azulejos

Si lo que deseas es quitar todos los azulejos del baño o de la cocina para colocar nuevos, basta con golpearlos con un martillo para que salten, pero ¿qué pasa si como decimos sólo queremos sacar uno o queremos que los azulejos salgan intactos?. Pues procede del siguiente modo:

  1. Antes de comenzar a golpear para poder quitar los azulejos, tenemos que proteger el suelo y como no, a nosotros mismos. Para el suelo, puedes colocar cartones o periódicos por si cae algún trozo de azulejos. En cuanto a nosotros, debemos proceder con guantes de trabajo y gafas protectoras.
  2. La idea es quitar los azulejos sin que se rompan o sin que dañen a los de al lado, de modo que lo primero de todo es pasar el cuchillo por todo el alrededor del azulejo que tengamos que quitar, de manera que podamos eliminar la masilla blanca que se les suele colocar.
  3. Ves rascando con el cuchillo hasta que veas que la masilla la has sacado por completo.
  4. A continuación, toma la espátula, la apoyas encima, o en uno de los laterales del azulejo (como te sea más cómodo trabajar), y comienza a golpear con cuidad con el martillo en el mango de la espátula de manera que puedas ir introduciendo la punta dentro del azulejo. Notarás como con cada golpe se produce una pequeña vibración que hará que el azulejo se vaya despegando.
  5. Debes ir golpeando con el martillo y la espátula a lo largo de todo el extremo del azulejo, de modo que lo puedas ir soltando.
  6. Ahora introduce la espátula todo lo que puedas entre la pared y el azulejo, con cuidado.
  7. Toma el cincel y golpea ligeramente por todo el alrededor.
  8. Ahora acaba de hacer presión con la espátula hacia fuera, y comprobarás como el azulejo sale sin problema y casi sin restos de cemento.
  9. Procede de igual modo con el resto de azulejos y es posible que alguno se rompa, pero con este sistema te garantizamos que la gran mayoría saldrán intactos.