Cómo quitar el líquido en la rodilla con estos remedios naturales

7

Si alguna vez has tenido una rodilla hinchada sin aparente motivo o sin que te hayas dado un golpe, puede que hayas tenido un problema de líquido en la rodilla. Algo que se puede repetir dado que este líquido que se acumula en las rodillas se corresponde a un derrame del líquido sinovial encargado de lubricar las articulaciones. De este modo si tienes líquido en la rodilla debes ser tratado por un médico , pero además existen una serie de remedios naturales que te pueden ayudar a solventar el problema.

Porqué se acumula líquido en la rodilla

El problema de sufrir un derrame en la rodilla, o líquido en la rodilla, ocurre cuando el exceso de líquido se acumula en o alrededor de la articulación de la rodilla. Existen muchas causas comunes para que se produzca este exceso de líquido, pero entre las más comunes, se dan casos de artritis y lesiones en los ligamentos o el menisco (cartílago de la rodilla).

Existe una pequeña cantidad de líquido en las articulaciones normales. Cuando una articulación se ve afectada por la artritis, particularmente una artritis inflamatoria, como la artritis reumatoide (AR), se pueden acumular cantidades anormales de líquido y la rodilla se hincha.

El líquido en sí, que se conoce como líquido sinovial se encuentra en las articulaciones, con la función de lubricar a estas para un buen funcionamiento. Cuando padecemos artritis o si por ejemplo tenemos una lesión de menisco, el líquido se libera dando paso a un exceso de este en la zona de la rodilla, que suele acabar hinchada además de producir bastante dolor, y dificultad en la articulación.

El médico es quien debe tratar cualquier caso de líquido en la rodilla, pero si ya te lo han diagnosticado y te estás medicando (o incluso te están realizando punciones para extraer el líquido), puedes añadir además los siguientes remedios naturales con el fin de aliviar el problema cuanto antes.

Remedios naturales para tratar el líquido en la rodilla

Gracias a las propiedades nutricionales de algunos ingredientes, podemos preparar remedios naturales antiinflamatorios para acelerar el que desaparezca la acumulación de líquido en la rodilla.

Aquí están los mejores 4 remedios, para probar cuando sea necesario.

1. Té de hierbas con jengibre y cúrcuma

La cúrcuma y el jengibre, mezclados, representan un poderoso remedio antiinflamatorio y diurético que, una vez asimilado, ayuda a aliviar el dolor causado por la acumulación de líquido en las rodillas además de acelerar el proceso para que este desaparezca.

Los ingredientes activos contenidos reducen la producción de enzimas que aumentan el estado inflamatorio y protegen la articulación del desgaste.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • ½ cucharadita de jengibre (2 gr)
  • ½ cucharadita de polvo de cúrcuma (2 gr)
  • 2 cucharadas de miel (50 gr)

Preparación

  1. Pon el agua a calentar; cuando comience a hervir, vierte el polvo de jengibre y cúrcuma.
  2. Baja el fuego y deje que el té de hierbas se concentre por otros dos minutos.
  3. Filtra el líquido con el colador, endulza con miel y divide el té en dos o tres porciones para beber durante el día.

2. Aloe vera y semilla de aguacate

Líquido en la rodilla

Esta envoltura de aloe vera y semilla de aguacate es un remedio tópico con propiedades calmantes y antiinflamatorias; aplicado en las rodillas mejora la circulación, disminuyendo la hinchazón.

Ingredientes

  • La semilla de un aguacate
  • 3 cucharadas de aloe vera (45 gr)
  • 1 cucharada de miel (25 gr)

Preparación

  1. Seca la semilla de aguacate, luego tendrás que rallarla.
  2. Mézcla con la pulpa de aloe vera y la cuchara de miel.
  3. Después de obtener una pasta densa y homogénea, aplica sobre las rodillas con un ligero masaje.
  4. Deje que se absorba durante media hora, luego enjuaga.
  5. Repitae el tratamiento tres veces por semana.

3. Aceite de oliva y ajo

Líquido en la rodilla

El aceite de oliva y el ajo son ideales para combatir la inflamación causada por la retención de líquido sinovial.

Los ingredientes activos ralentizan la respuesta inflamatoria del organismo y reactivan la circulación, dando alivio a las rodillas.

El mismo efecto puede lograrse mediante una aplicación externa o por ingestión.

Ingredientes

  • 8 dientes de ajo
  • ½ taza de aceite de oliva (100 gr)

Preparación

  1. Corta el ajo en rodajas finas y colócalo en un frasco de vidrio.
  2. Vierte el aceite de oliva, teniendo cuidado de cubrir completamente el ajo.
  3. Deja macerar por una semana; después de este tiempo, puedes consumir una cuchara en ayunas todos los días.
  4. Alternativamente, toma una pequeña cantidad de aceite, caliéntalo en el microondas y aplícalo sobre sus rodillas. Repite el tratamiento tres veces por semana.

4. Infusión de diente de león

Líquido en la rodilla

El diente de león posee propiedades diuréticas que lo hacen adecuado para el tratamiento del dolor y la hinchazón causados por la acumulación de líquido sinovial.

Además, las sustancias hidratantes y analgésicas que contiene alivian la rigidez articular y estimulan la reabsorción de los líquidos considerados.

Ingredientes

  • 1 cucharada de diente de león (10 gr)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte una cucharada de diente de león en una taza de agua hirviendo; dejar en infusión durante 15 minutos.
  • Al final, pásalo al colador y consume inmediatamente.
  • Repite hasta tres veces al día.