Inicio Actualidad Cómo reducir los poros dilatados para lograr una piel digna de inteligencia...

Cómo reducir los poros dilatados para lograr una piel digna de inteligencia artificial

Uno de los objetivos de belleza a corto, medio y largo plazo es lucir una piel perfecta. Eso significa lograr un rostro con un tono unificado, sin brillos ni marcas. Uno de los culpables de que la piel luzca apagada son los poros ya que es justo el lugar donde se va acumulando toda la suciedad del día a día. En ellos se llega a encontrar el exceso de la producción de grasa, así como otros agentes externos como la contaminación o cualquier otro tipo de suciedad.

Los poros son esenciales para nuestra piel. Estas pequeñas aberturas le permiten respirar y evacuar sebo, sudor o células muertas. Pero, en ocasiones, se obstruyen y destacan más de la cuenta porque se dilatan favoreciendo la aparición de puntos negros y espinillas. Además, no son sencillos de limpiar porque la limpieza habitual del rostro no suele lograrlo con total eficacia. Por mucho que se haga la doble limpieza facial, es meramente superficial y no ayuda a eliminar la suciedad acumulada en los poros.

Por suerte, el mundo de la belleza está en constante evolución y cada día aparecen productos y servicios nuevos en el mercado para combatir la suciedad en los poros. Desde THE OBJECTIVE vamos a hacer un repaso por diferentes sistemas entre los que poder elegir o combinar. Descubre cosméticos, gadgets beauty, tratamientos o trucos de experto que son aliados perfectos para difuminar la apariencia de los poros y conseguir un rostro que parezca resultado de un buen filtro de Instagram.

El problema de los poros dilatados

Los poros existen y son necesarios para nuestra piel, el problema es cuando se dilatan y acumulan suciedad. «La contaminación, el calor, la humedad, el tabaco, el alcohol, la falta de sueño o la falta de hidratación, son factores que provocan que aparezcan los indeseables poros dilatados», explican desde la firma cosmética Lico. A todos estos factores también hay que sumar la edad, porque con el paso de las años la piel pierde elasticidad y este cambio afecta negativamente a los poros.

Mujer ante el espejo. (Fuente: Freepik)
Mujer ante el espejo. (Fuente: Freepik)

¿Por qué unas personas tienen los poros más dilatados que otras? La Dra. Arantxa Arana, dermatóloga de la Clínica Pérez Sevilla, nos explica que el tamaño de los poros está determinado fundamentalmente por la genética. «La piel grasa, el fotoenvejecimiento y otros factores como el estrés, los cambios hormonales, la alimentación o el estilo de vida pueden hacer que se vean más grandes», puntualiza la experta. También hay que tener en cuenta que una falta de cuidados puede hacer que el folículo se obstruya por células muertas y maquillaje.

Cuando se obstruye un poro, la piel sigue produciendo grasa. Este sebo, junto a la piel muerta o el sudor, normalmente escaparía a través del poro pero, al estar obstruido, quedan atrapados y pueden producir el acné y los puntos negros. «Los poros dilatados pueden ser menos visibles, pero nunca se cerrarán por completo», cuenta la dermatóloga.

Cómo tratar los poros

Los tratamientos faciales deben de estar orientados a minimizar la apariencia ya que, como hemos aprendido, no se logran sellar por completo. Para conseguirlo se pueden conjugar los siguientes mecanismos.

  • Limpieza facial: hay que limpiar por la mañana y, por la noche, hacer una doble limpieza. No debemos acostarnos jamás con restos de maquillaje.
  • Exfoliación: se debe hacer una o dos veces a la semana. Si tienes la piel grasa, puedes subir a días alternos. Eliminar las células muertas es lo primero que hay que hacer para evitar que la suciedad y la grasa se acumulen y hagan aumentar el tamaño de los poros.
  • Mascarillas con efecto astringente: tienen ingredientes como la arcilla o la avena para eliminar puntos negros y reducir la apariencia de los poros.
  • Cremas de noche: que contengan ingredientes como el retinol o el ácido glicólico
  • Esencia o mist: es un producto que se parece al tónico por su textura ligera y al sérum por sus activos. Ayudará a minimizar los poros cuando estén libres de suciedad.
  • Tratamientos con láser, luz pulsada o luz LED azul: estimulan la producción de colágeno y reducen los poros causados por el fotoenvejecimiento o por la edad.
  • Microneedling: este tratamiento utiliza microagujas para mejorar aspecto de la piel y estimular la producción de colágeno.
Tratamiento con luz pulsada para reducir los poros. (Fuente: Dr. Alejandro Silvestre)
Tratamiento con luz pulsada para reducir los poros. (Fuente: Dr. Alejandro Silvestre)

Además de estos sistemas, podemos llevar a cabo un cambio de hábitos como nos explica Estefanía Ferrer, ingeniera química y CEO de LICO. El primero de los consejos es no utilizar agua caliente en el rostro porque el calor dilata los poros. Otro, igual de importante, es llevar una dieta anti-poros en la que se reduzca el consumo de alcohol y tabaco y se aumente la cantidad de frutas y verduras.

El boli anti-poros

Insta Pores No More de Sepai es un sérum concentrado con ácido salicílico y ácido succínico que afina los poros a la vez que regula la producción de grasa y logra un efecto alisador que deja la piel suave y uniforme. Se trata de un tratamiento intensivo que mejorará visiblemente la apariencia de los poros mientras duermes. El resultado es una piel limpia, purificada y visiblemente más suave en solo una semana.

Este producto se aplica como primer paso después de la limpieza y, preferiblemente, por la noche. Una gota es toda la cantidad que hace falta y se aplica con un sistema similar a un bolígrafo que extiende el producto hasta que se absorbe por completo.

Bolígrafo cosmético para reducir los poros de Sepai. (PVP: 29€)
Bolígrafo cosmético para reducir los poros de Sepai. (PVP: 29€)

Los primeros dos o tres días se produce el proceso de purificación de la piel. Es esta fase se evidenciarán más los puntos negros porque los poros se llenan de la grasa que sale a la superficie. Durante los siguientes tres días, comienza el proceso de expulsión porque la piel se va deshaciendo de la grasa progresivamente. Para terminar la semana, los poros ya se notan más afinados y la superficie de la piel más regular.

Los mejores ácidos

Para apuntarte al objetivo de disminuir al máximo la apariencia de tus poros, debes de tener claro qué ingredientes cosméticos son los ideales para conseguirlo. El mist Whitening Fresh de LICO apuesta por el ácido tranexámico y el ácido glicólico. Formulado con la máxima concentración de ambos, logra unificar el tono y reducir el tamaño de los poros. Es un producto perfecto para las pieles grasas o mixtas y sus resultados comienzan a notarse a partir de la primera semana, aunque el máximo se alcanza a los tres meses de tratamiento.

Cosméticos para el tratamiento de poros dilatados de LICO. (PVP: 41.90€)
Cosméticos para el tratamiento de poros dilatados de LICO. (PVP: 41.90€)

Si, por el contrario, cuentas con una piel seca, sensible o con rosácea, la marca propone Whitening Calm Mist. En este caso, el ácido tranexámico  se asocia con el ácido succínico  y también se apoya en otros ingredientes como la morera blanca o el regaliz para conseguir el mismo resultado.

Buenas (y malas) soluciones

Existen algunas herramientas que pueden ser el mejor apoyo a tus cosméticos anti-poros. Gracias a los limpiadores de silicona, conseguirás exfoliar en profundidad, retirar los restos de maquillaje y activar la circulación. El secreto de la propuesta de You are The Princess son sus agujeros y filamentos de mayor longitud y flexibilidad que permiten obtener más espuma y una limpieza más profunda. Tan solo necesitas aplicar una pequeña cantidad de jabón en el disco y masajear el rostro suavemente formando círculos. También cuentan con un disco de silicona flexible que permite llegar a las zonas más difíciles del rostro.

Limpiadores faciales de silicona de You are The Princess. (PVP: 1.49€ y 2.49€)
Limpiadores faciales de silicona de You are The Princess. (PVP: 1.49€ y 2.49€)

Seguramente hayas recurrido en alguna ocasión a ese tipo de parches que se adhieren a la piel y que, después de unos minutos, se retiran para eliminar las impurezas y reducir el tamaño de los poros. Sin embargo, las expertas no suelen ser muy amigas de estos productos ya que la adherencia de los apósitos puede irritar la piel al retirarlos. «Es cierto que nos podemos llevar células muertas o filamentos de sebo con ellos, pero de una manera un tanto agresiva que puede comprometer la función barrera. De ahí que normalmente se quede roja durante un período de tiempo», expresa Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza.

La rojez que puede aparecer, aunque en muchos casos se vaya rápido, no deja de ser un proceso inflamatorio. Isabel Reverte, directora técnica de Rosalique, advierte que «cualquier proceso de este tipo puede acelerar el proceso de envejecimiento o acrecentar dolencias como la rosácea». 

Llevar a cabo una buena limpieza facial con los productos y herramientas idóneos es lo único que necesitas para dejar a los poros en su mínima expresión.