Inicio Actualidad Cómo sembrar ajos paso a paso

Cómo sembrar ajos paso a paso

Uno de los ingredientes que más se utilizan en la cocina española es sin duda el ajo, que podemos comprar sin problema en los supermercados pero que también podemos cultivar en casa de manera sencilla. Veamos a continuación paso a paso, cómo sembrar ajos.

El ajo es fácil de cultivar en el jardín y es una planta productiva y resistente. Además de su uso culinario, que todos conocemos, es una planta que tiene un valor increíble para la salud, tanto la nuestra como el jardín en el que se planta, así que si estás decidido a sembrar tus propios ajos en el jardín o en tu huerto urbano, sigue esos pasos.

Pasos para sembrar ajos

  1. Primero debes saber que el momento ideal para plantar ajos es en otoño , de septiembre a diciembre, de modo que ahora sería un buen momento para hacerlo. En climas más suaves también es posible plantarlo a fines del invierno hasta el comienzo de la primavera. En general, debe plantarse al menos seis semanas antes de que el suelo se congele, para obtener un buen desarrollo de las raíces antes de que las plantas entren en estado latente.
  2. Debes elegir un lugar soleado en el que sembrar los ajos. Un buen suelo que sea húmedo pero bien drenado con un sustrato turbio, alto en carbono. Puedes elegir cualquier tipo de suelo para plantas, mezclándolo con arena de río para aumentar su capacidad de drenaje.
  3. Si lo que deseas es poder tener varias plantas de ajo necesitarás la preparación de pequeñas zanjas con la adición de compost para enriquecer el suelo y mejorar el drenaje. Mezcla el suelo con una capa de al menos 5 cm de compost maduro. En caso de suelo ácido, mezcla una capa ligera de ceniza de madera con el compost. Un solo bulbo de ajo puede producir hasta ocho plantas. Separa los segmentos, asegurándote de que la película de revestimiento blanco esté intacta.
  4. Los bulbos deben enterrarse en filas separadas por lo menos 15 cm, a una profundidad de 2-3 cm, separadas al menos 10 cm una de la otra.
  5. Coloca cada cuña con la punta puntiaguda hacia arriba y cubre las zanjas con el suelo enriquecido. Protege la superficie con varias pulgadas de mantillo, como paja y hojas secas.
  6. Una vez hayas sembrado el ajo comprueba de qué modo crece la planta. Si en lugar de mantenerse erguidas se hunde, puede haber problemas de falta de nutrientes en el suelo, como nitrógeno, potasio, calcio y magnesio. Dado que el ajo tarda mucho tiempo en desarrollarse, necesita alimento y por esta razón es mejor fertilizar las plantas de la mejor manera: si lo planta en otoño, es mejor fertilizarla en primavera, luego continúa cada tres o cuatro semanas.
  7. Tampoco olvides la importancia del riego. Debes regar el ajo profundamente cada ocho o diez días, si la tierra está seca, interrumpiendo alrededor de junio, cuando estén maduros.

Pasos para sembrar ajos por semillas

Con estas indicaciones sembrarás ajos sin problema, pero puede que desees hacerlo mediante semillas, algo que puede ser más complicado pero no imposible.

  1. Las semillas de ajo, se siembran a cubierto en otoño o principios de invierno, después de haberlos mantenido en el frigorífico durante al menos cuatro semanas para estimular la germinación.
  2. Cubre las semillas con al menos ¼ pulgada de tierra cubriéndolas. Deben estar en un área de al menos un centímetro de suelo y mantenerse al menos a 15 ° C, cubiertos para mantener la humedad y el calor, y bien expuestas a la luz después de que las plántulas hayan brotado.
  3. En primavera se plantarán en plena tierra y debes tener paciencia ya que obtendrás los bulbos al siguiente año.