Inicio Actualidad Cómo sembrar cactus en tazas

Cómo sembrar cactus en tazas

Desde hace algún tiempo, las decoraciones florales se encuentran entre las tendencias en el diseño de interiores. En particular, los cactus se han convertido en un accesorio para decorar las habitaciones de la casa. Ya sea en la ventana, como decoración en la mesa, entre las estanterías o la mesita de noche de la habitación, los cactus, se han convertido en una verdadera atracción, de modo que os queremos explicar una sencilla guía de pasos para que sepáis cómo sembrar cactus en tazas.

Teniendo cactus dentro de tazas, lograrás decorar como decimos, cualquier estancia de la casa, pero además te será mucho más sencillo su cuidado. Piensa que si están bien plantados, los cactus apenas necesitan nuestra atención más allá de su riego puntual, por lo que veamos cómo proceder.

Pasos para sembrar cactus en tazas

  1. Para sembrar cactus de este modo, solo necesitas unas cuantas tazas, algo de arena, el cactus y algunas piedras. Presta atención, cuando compres tu cactus, que su diámetro esté entre los 7 y los 8,5 cm.
  2. Lo primero que tenemos que hacer, es llenar el fondo de la taza con un poco de arena o con la tierra de los cactus, para que las plantas no se adentren demasiado en el fondo de la taza.
  3. Coloca cuidadosamente el cactus dentro de la taza y agrega algunas piedras pequeñas para decorar el borde.
  4. Una vez tengas plantado el cactus, tan solo deberás dedicarte a procurar que esté siempre bien cuidado para que te dure muchos años. Para ello debes estar atento al riego del cactus cuanto la tierra esté seca.
  5. Lo único que debes hacer es levantar las piedras de vez en cuando (cada dos o tres semanas estará bien) y comprobar si la tierra está muy seca o no. Piensa que el cactus suele almacenar agua dentro y que estamos hablando de un cactus pequeño dentro de una taza por lo que no hará falta que el riego sea excesivo.
  6. Por otro lado, debes tener en cuenta también que el cactus necesita todas las horas de luz que sean posibles. Eso sí, en el caso de colocar tus cactus en tazas junto a la ventana o en un lugar en el que le de mucho el sol, procura que la taza elegida sea de color blanco ya que si es de un color demasiado intenso es probable que se produzca un sobrecalentamiento de la planta y podría morir.
  7. En caso de que notes que tu cactus ha crecido dentro de la taza (puede que si lo plantaste siendo joven o con raíces haya comenzado a dar brotes), deberías cambiar el recipiente por una maceta o una taza que sea más grande para que puedas seguir creciendo sin problema.
  8. Para ello sencillamente vuelves a llenar con tierra de cactus la nueva taza, y colocas el cactus, cubres con más tierra y deja unos días libres de piedras para ver cómo va creciendo.