Con el oso en los talones: un vídeo que deja sin aliento

Pasear, caminar e incluso andar en bici por el bosque puede suponer una experiencia inolvidable si cuando menos te lo esperas un oso se pone en tu camino y comienza a perseguirte de forma sospechosa. Las hipótesis sobre qué pasará e incluso tu vida pasa por tu cabeza fotograma a fotograma. ¿En qué pensarían los protagonistas del siguiente vídeo?

Los hechos se sucedieron en Eslovaquia y fueron subidos a Youtube esta semana. Tiempo suficiente para haber acumulado más de ocho millones de visitas y 4.500 comentarios. Entre ellos varios de los usuarios realizan hipótesis y se preguntan si el oso es “un amigo disfrazado” o por qué “pararon tan cerca” del animal.

El vídeo ya acumula más de ocho millones de visitas y 4.500 comentarios

Dos chicos con bicicletas de montaña están descendiendo en un camino pedregoso cuando de repente un oso aparece por el carril derecho para sorpresa del que se encuentra en segunda posición que logra grabar en la secuencia cómo el mamífero se sitúa a escasos metros de su compañero.

Éste le grita para que pare y acuda a su posición, nervioso, impactado por lo acontecido. Finalmente, su compañero se acerca mirando la posición que éste le indica con el brazo. El oso se ha ido por la derecha, pero los segundos que se ha encontrado en su misma posición han sido realmente terroríficos para el chico que lleva la cámara.

Ver osos cerca de humanos no es tan extraño como parece. De hecho, Youtube contiene una gran hemeroteca de vídeos de este tipo en los que estos mamíferos aparecen junto a personas en diferentes situaciones. Una de ellas es el siguiente viral que en 2014 dio la vuelta al mundo y sumó millones de visitas.

La razón fue prácticamente la misma: un mamífero de estas características se acercó a una zona en la que un hombre se encontraba sentado con su silla. Inmóvil y con un entrañable aspecto inofensivo, éste se sentó al lado hasta que decidió abandonar la ubicación. El único instante en el que el hombre que grababa el vídeo pareció sentir miedo por su exclamación. Pero el animal, a diferencia de lo que hubiese ocurrido en una película, pasó de él y siguió su camino.

Loading...