Inicio Actualidad Con Pintus hay físico y química

Con Pintus hay físico y química

El Real Madrid ha cambiado. Al margen de la derrota en Eibar, un pinchazo doloroso tras el parón por selecciones, el equipo blanco acumula desde la llegada de Santiago Solari seis victorias, un importante dato que cambió la tendencia que vivía antes el Real Madrid.

Tras la goleada sufrida en el Camp Nou, Julen Lopetegui fue destituido y con él se fue su equipo de trabajo. La marcha del técnico vasco supuso un cambio en el método de funcionamiento pero también en los nombres que lo componían. Por ejemplo, con Solari regresó Antonio Pintus, que nunca se había ido pero sí que había perdido un papel protagonista.

El preparador físico en la etapa de Zidane, mano derecha del ex entrenador del Madrid y clave en los últimos éxitos del club blanco por su gran trabajo, cogió plenos poderes con Solari y volvió a hacerse cargo de la preparación física del Real Madrid, algo que le había quitado Julen Lopetegui.

Encantados con Antonio Pintus

Y en tan solo un mes ya se ven los resultados. En el club se encuentran muy satisfechos con el trabajo de Pintus, al que consideran una de esas piezas fundamentales en un equipo aunque no jueguen o no tengan una relevancia mayor. La preparación física es una cosa que siempre ha preocupado a Florentino Pérez y su directiva, algo lógico en un equipo del primer nivel ya que es un tema muy importante en el fútbol actual.

Con Pintus el Real Madrid ha vuelto a recuperar su mejor tono físico y, aunque aún faltan algunas cosas por mejorar, al equipo de Solari se le nota más preparado para aguantar los partidos. Con Lopetegui, en el último tramo, el Madrid llegaba agotado a todos los finales de partido. Ahora, al menos, se aguanta mejor los 90 minutos y la alternancia de dos partidos por semana.

Antonio Pintus fue el preparador físico de las tres Champions League consecutivas, un personaje clave para entender el mandato de Zidane en el banquillo del Real Madrid, y por eso Solari lo recuperó con el beneplácito del club. Con Lopetegui, Pintus estaba relegado a un tercer plano sin relevancia en el plano físico. Ahora vuelve a ser el jefe.

Y eso también ha sido una buena noticia para la plantilla. Los jugadores del Real Madrid están muy contentos con Pintus, con el que han mejorado su físico, al que entienden a la perfección y del que saben que tienen mucho que ganar. Además entre Pintus y los futbolistas existe un gran ambiente y una gran relación que más tarde se nota en los partidos.