Condenado por robo uno de los presos que lideró el motín de Fontcalent de 1990

La juez le impone seis años de cárcel por maniatar y amenazar de muerte a una anciana para robarle 400 euros en su vivienda

Manuel Pinteño Sánchez, uno de los presos que lideró el motín del centro penitenciario de Fontcalent, en Alicante, que se saldó con el asesinato de un interno argelino en 1990, ha sido condenado a seis años de cárcel por maniatar y amenazar de muerte a una septuagenaria para robarle 400 euros en su vivienda de Relleu, el 6 de febrero de 2013.

La sentencia, dictada por la sección décima de la Audiencia de Alicante y a la que ha tenido acceso Efe, le declara autor de un delito de robo con intimidación en casa habitada en concurso con otro delito de detención ilegal, aunque le absuelve de las lesiones de las que también estaba acusado.

El tribunal fundamenta el fallo condenatorio en la validez de una prueba de ADN realizada a la saliva que dejó el acusado en una botella de agua recogida por la Guardia Civil en el escenario del robo.

‘El Pinteño’, como se le conocía en los ambientes carcelarios, asaltó el domicilio de la víctima, una mujer entonces de 73 años, en una partida rural de Relleu, en compañía de otra persona que no ha sido identificada.

Tras abordarla en el patio, la empujaron hacia el interior de la casa, la ataron a una silla con un delantal y una sábana y la amenazaron poniéndole un serrucho en el cuello a la vez que le decían: “Danos el dinero o te matamos”.

Los ladrones se llevaron 400 euros en efectivo y se marcharon de la vivienda, mientras que la propietaria quedó maniatada en parte -pudo soltarse las ligaduras de los brazos- hasta la llegada de su hijo.

Como consecuencia del asalto, la septuagenaria sufrió una crisis de ansiedad que requirió tratamiento médico y le ha dejado como secuela un síndrome de estrés postraumático, por el que el condenado deberá indemnizarla con 2.198 euros.

Manuel Pinteño Sánchez, de 59 años en la actualidad, es un atracador multirreincidente natural del conflictivo barrio de La Tafalera, en Elda (Alicante), que llegó a ser uno de los reclusos sin delitos de sangre más veteranos de España.

Salió en libertad en marzo de 2010, tras 33 años entre rejas y después de una campaña de apoyo a su excarcelación porque se le creía reinsertado, aunque volvió a ser condenado en 2012 por maltratar a su mujer.

Un juzgado de lo Penal le impuso cuatro años y seis meses de prisión, pero la Audiencia Provincial de Alicante rebajó esa condena a un año al entender que solo había quedado probado un empujón a la víctima y las amenazas de muerte que dirigió a ésta en un mercadillo.

‘El Pinteño’ fue condenado en su día a 80 años de prisión por liderar el histórico motín de la cárcel de Fontcalent en 1990, en el que murió un interno argelino, aunque la sentencia constató que su intervención había evitado una segunda víctima mortal.

Durante su larga trayectoria carcelaria, el recluso, calificado en su día como FIES (fichero de internos de especial seguimiento), ha pasado por centros penitenciarios de media España, entre ellos los de Valladolid, Jaén, Ocaña (Toledo) o Albolote (Granada).

Padre de seis hijos, tras su excarcelación en marzo de 2010 Pinteño reinició su vida familiar en Elda, pero fue detenido a mediados de 2012 por el caso de violencia machista.

Además, se ha visto implicado desde entonces en otras causas judiciales por delitos contra la propiedad por las que se encuentra actualmente en prisión provisional, al margen de la que ha deparado ahora su condena, que puede recurrir ante el Tribunal Supremo.

Loading...