Conoce las mejores aplicaciones de máquinas virtuales

4

Las máquinas virtuales actualmente representan una opción de lo más adecuada para los usuarios que desean probar un sistema operativo sin necesidad de modificar su ordenador para así evitar arrepentirse.  Fundamentalmente, el funcionamiento consiste en emular un segundo ordenador dentro del tuyo, lo que hace posible que puedas realizar toda clase de acciones dentro de la propia máquina virtual sin que ello afecte al equipo.

Hay que dejar claro que esta solo es uno de los usos que puede usar un software de virtualización, ya que podemos instalar una máquina virtual con Windows dentro de otro sistema operativo con Windows en caso de que lo queramos.

Las posibilidades existentes de aprovechar esto son infinitas y todavía más cuando pensamos darle un uso profesional.

Máquinas virtuales, aplicaciones

Para dejarlo más claro, una posible utilización que podemos dar a una máquina virtual instalada en un equipo con Windows puede ser la instalación Ubuntu Server en ella, para así poder conectarnos al servidor de nuestra página web mediante SSH .

De esta forma podemos usar esta máquina virtual como un repositorio para poder almacenar la totalidad de los archivos locales de una segunda versión de nuestra propia web, donde vamos a poder realizar los cambios que necesitemos sin miedo a que estos afecten de manera directa a los propios archivos de Windows.

No es necesario entrar en tantas complicaciones para poder aprovechar una máquina virtual, solo necesitas probar un sistema operativo diferente al que tenemos. Piensa que tienes Windows 10 instalado, pero deseas probar Linux para ver cómo es ¿qué mejor opción existe que instalar una máquina virtual?

Esta es la mejor manera de estar seguro de que todo lo que ocurre en una máquina virtual queda dentro de la propia máquina, por lo que podríamos catalogarlo como una especie de espacio cerrado en el interior de tu ordenador.

Mientras que se encuentre activa, se hará uso de parte de los recursos del dispositivo, dependiendo de cuánto le permitamos usar durante su configuración.

Opciones para la creación de máquinas virtuales

Vamos a ver una de las opciones para crear máquinas virtuales:

VirtualBox: uno de los mejores programas de virtualización. Es gratuito, tiene soporte multiplataforma y muchas opciones que hacen más sencilla la tarea de ejecutar y mantener máquinas virtuales.

Este programa funciona del mismo modo con independencia de la plataforma que instalemos, pues es compatible con Windows, Solaris y Linux. Existe la posibilidad de virtualización 3D. No es la opción más rápida, pero al ser gratis, las posibilidades bastan para la mayoría de los usuarios.