Conozca el próximo desafío benéfico de la Foundation Invencible

3

Siete de agosto, seis de la tarde. Nos encontramos en la estación de autobuses de Moshi (Tanzania) con Rubén López, Ceo de la Foundation Invencible. Está contento y algo cansado. . Hace unos días terminó su agotador récord de subir tres veces el Kilimanjaro en cinco días. “Me viste meterme en el saco, me levante a las 5,30 de la mañana para hacer la tercera cumbre… Aquel día era el cuatro de agosto… Lo conseguimos. Estamos felices y contentos porque todo el dinero que conseguimos va para la Fundación Luz Casanova“, nos cuenta Rubén.

El trasiego constante de gente en la estación nos hace parar la grabación un par de veces. No molesta. Las interrupciones se perdonan por la simpatía de los habitantes de Moshi que se preguntan que hacen ahí esos dos extranjeros con una cámara mientras todos nos saludan con el famoso ‘hakuna matata’. Rubén reconoce lo difícil que es asumir un reto así y lo planificado que tiene que estar todo para conseguirlo. “Ha habido días de frío y soledad en los que te preguntas que haces aquí. Pero merece la pena por los fondos recogidos para la Fundación Luz Casanova”.

Sin pausa para descansar, el Ceo de la Foundation Invencible está ya pensando en su nuevo reto: cruzar el desierto de Atacama en solitario. “Os voy a llevar a un sitio en donde no me voy a cruzar con nadie en ocho días. Dicen que es el territorio más hostil y lo más parecido a Marte que hay en la tierra”, explica excitado Rubén.

Atacama es el desierto no-polar más árido de la Tierra. Se halla en el Norte Grande de Chile, con tan sólo una lluvia posible cada 20 años y temperaturas desde -25ºC hasta 50ºC a la sombra. Rubén López recorrerá 270 km para recaudar 50 euros por cada km.

Mañana, en Okdiario, Rubén López nos contará en primera persona su subida al Kilimanjaro en tres ocasiones durante cinco días.