Inicio Actualidad Consejos para afeitarte el vello corporal en casa

Consejos para afeitarte el vello corporal en casa

En la actualidad, son cada vez más los hombres que optan por depilarse: bien por razones estéticas o simplemente por comodidad. Es así que a continuación queremos ofrecerte una serie de consejos que pueden ayudarte a hacerlo de la mejor forma posible y obtener los mejores resultados que pueden obtenerse. Te recordamos que también existen depiladoras corporales para hombres que pueden ayudarte con dicho propósito.

1.- Desenreda el pelo primero si lo tienes muy largo

En algunos hombres existe un «problema» previo a la hora de depilar su vello corporal. Nos referimos al largo del mismo junto a su cantidad. Si tienes mucho vello y además es largo, es recomendable que primero lo desenredes. Para ello, las máquinas de cortar vello corporal para hombre cuentan con una función específica que puede ayudarte a hacerlo.

En algunos casos estas máquinas pueden emplearse incluso debajo del agua, por lo que pueden ayudarte incluso estando en la ducha. Esta operación de desenredo consiste básicamente en «peinar» el vello de tu cuerpo antes de eliminarlo con la depiladora. Es importante hacerlo para después no causar tirones y, al mismo tiempo, para no producir posible irritación en la piel del cuerpo.

Hay que decir además que estas máquinas para depilar vello de hombre están indicadas para funcionar con varias longitudes de cabello, y hacen que la piel no tenga contacto con sus bordes.

2.- Hidrata el vello antes de depilarlo

Exactamente igual que debemos hacer al afeitarnos, cuando tenemos que hidratar nuestra piel y poros para poder hacerlo con facilidad, también en el cuerpo debemos hidratar nuestra piel. Es por ello que es muy recomendable depilarnos durante o después de la ducha para conseguir dicho fin.

El vello que está hidratado permite a las cuchillas de nuestra máquina para depilar deslizarse de una forma más suave y cómoda.

En el caso de que simplemente busques rasurar en lugar de recortarlo, puede ayudarte el jabón para ir suavizando los poros. Simplemente debemos aplicar un poco de jabón en la zona para hacer que la depilación se más suave, cómoda y eficaz.

3.- A la hora de depilarte el vello corporal, hazlo en el sentido contrario al vello

En efecto, al contrario de lo que sucede con el afeitado, al depilarnos el vello corporal debemos hacerlo en dirección contraria al nacimiento del vello. Esto es lo que se conoce como depilarse a contrapelo.

Ahora bien, a la hora de conseguir un mejor apurado lo pasaremos en dirección favorable al nacimiento del vello, pero siempre en el último momento y en algunas zonas donde sea difícil acceder.

4.- Pon atención a las zonas de difícil acceso

En el caso de las zonas de difícil acceso podemos valernos de los diferentes accesorios que suelen incorporar las máquinas para hacerlo. En algunos casos, puedes emplear directamente tu afeitadora, la que generalmente se emplea para el vello facial. Sin embargo, te recomendamos seguir estos consejos que te indican dónde usar tu afeitadora corporal para obtener mejores resultados.

Sin embargo, tal y como hemos dicho, muchas de estas máquinas incorporan accesorios que permiten acceder a lugares más escondidos como, por ejemplo, el recortador o los accesorios para contornos. Generalmente cuentan además con cabezales muy flexibles que se adaptan a cada superficie haciendo que el apurado sea máximo.

Eso sí: siempre, después de depilar nuestro vello corporal, debemos aplicar agua fría y secar las zonas donde hayamos eliminado el vello. Para retirar el exceso de humedad basta simplemente con que apliquemos una toalla en la zona.

5.- Pon atención también a tu espalda

Naturalmente, al retirar el vello de nuestro cuerpo también tenemos que prestar atención a nuestra espalda. Esta es una zona de muy difícil acceso, para lo que podemos valernos de cabezales especiales que nos permitan llegar a cada rincón de ella.

Por norma general, estas máquinas para quitar vello de hombres cuentan con un mango que permite acceder más fácilmente a esa zona, sin muchas dificultades.

6.- Sigue estas pautas a la hora de hacerlo

En primer lugar, debemos recomendarte que cuando te depiles el vello de tu cuerpo te mantengas relajado y fresco. Es así que debemos ir refrescando la zona y mejor si lo hacemos bajo la ducha.

Por lo demás, debemos tomar nuestra depiladora con firmeza y sin miedo, siempre agarrándola de forma natural y en el ángulo correcto para poder apurar haciendo con ello que pueda deslizarse con mayor facilidad.

Siempre es recomendable pasarla lento, yendo despacio desde una parte a otra y siempre sin prisa. Naturalmente, también debemos controlar bien la dirección pasándola de forma uniforme y suave para conseguir un resultado homogéneo en todas las zonas.

Con todos estos consejos esperamos que puedas tener la depilación que buscas. Es siempre recomendable escoger un modelo de depiladora completo y que se adapte bien a tus propias necesidades.