Inicio Actualidad Consejos para preparar el armario veraniego de los niños

Consejos para preparar el armario veraniego de los niños

Puede ser que te dé realmente pereza, pero es inevitable que te pongas a preparar el armario veraniego de los niños pues la nueva estación está a la vuelta de la esquina. Es la manera de que, cuando llegue el buen tiempo, tus hijos puedan tener ya a mano las prendas más adecuadas, las del año pasado y también las nuevas que has tenido que comprarles.

Sigue leyendo y podrás descubrir los mejores consejos para acometer esa tarea de la forma más sencilla y eficaz posible. Toma nota:

Elige el momento oportuno

Para poder comenzar es fundamental que elijas el mejor momento posible para poder llevar a cabo esa tarea que nos ocupa. Lo ideal es que optes por realizarla cuando tus hijos estén fuera de casa, bien porque se encuentran en la guardería o en el colegio o bien porque hayan salido con tu pareja, con los abuelos…Y es que al no estar los pequeños podrás acometer esta tarea sin interrupciones y de forma más eficaz.

Abre el armario y sigue estos pasos

Ha llegado el día. Ya te vas a poner a preparar el armario para la temporada de verano y debes hacerlo siguiendo estos pasos con cada uno de los armarios de tus hijos:

  • Saca toda la ropa de invierno que haya en ese lugar. Colócala sobre la cama para poder tenerla a mano.
  • Limpia el interior del armario del polvo.
  • A continuación, lo recomendable es que todas esas prendas de invierno las revises para no tener que guardar las que ya no le sirven o están desgastadas. No obstante, si no tienes demasiado tiempo para organizar el armario, simplemente guárdalas en las cajas o en los armarios de invierno que tengas.
Saca y guarda toda la ropa de invierno

Clasifica las prendas de vestir

Después de haberte quitado de en medio la ropa más abrigada, llega el momento de comenzar con la de verano. Pon toda la de tu hijo sobre la cama y empieza a revisar prenda por prenda. El objetivo de esta acción es que la clasifiques en estos grupos:

  • Prendas que están en buen estado y que va a poder utilizar nuevamente.
  • Ropa que está rota o desgastada y que ya no tiene remedio, por lo que estará para ser tirada a la basura. De ahí que debas ir echándola en la correspondiente bolsa para luego desprenderte de la misma en el contenedor adecuado.
  • Prendas de vestir que se encuentran bien pero que ya le quedan pequeñas. Lo que puedes hacer con estas es dejarlas para tu hijo pequeño, si es que lo tienes; regalárselas a algún sobrino o al hijo de algún amigo; o bien llevarlas a alguna de las asociaciones y ONG´s que se encargan de aceptar ropa usada para luego entregárselas a familias necesitadas. Sea lo que sea, guárdalas en una caja o bolsa y sácala de la habitación.

Con estas tres clasificaciones podrás determinar claramente cuáles son estos artículos de vestir que van a formar parte del armario veraniego de tus niños.

armario veraniego de los niños
Limpiar a fondo el armario

Ordena por categorías

Cuando ya tienes en el cuarto únicamente las prendas que le quedan bien y que están en perfecto estado, tendrás que ordenarlas nuevamente. En concreto, deberás agruparlas en base al tipo de prenda que son. Es decir, tendrás que amontonar las camisetas en un lado, los pantalones en otro, las faldas y vestidos y camisas por otro lado…

De esta manera, luego lo que quedará será que procedas a ponerlas en las baldas correspondientes o en las perchas que sean necesarias. Y es que así podrás conformar y colocar el armario de una forma realmente sencilla y rápida.

Haz una lista de compras necesarias

Además de todo lo indicado, es importante que tengas al lado una libreta y un bolígrafo. ¿Para qué? Para que mientras vas desechando prendas y colocando otras pues ir anotando qué necesidades tiene tu hijo. Es decir, para que determines qué artículos tienes que comprarle en pro de que pueda disponer del vestuario imprescindible en esta temporada de verano.

Si no cuentas con una economía muy holgada, no te preocupes. Y es que son muchas las firmas de moda low cost que no han dudado en proceder a lanzar sus colecciones estivales, en pro de que los niños puedan ir a la última sin que sus padres gasten demasiado. Buena muestra de eso son las líneas de marcas que te hemos dado a conocer como Zara, H&M o Primark, por ejemplo.