Inicio Actualidad Convención Nacional PP: Aznar y Rajoy

Convención Nacional PP: Aznar y Rajoy

Génova confirmó ayer que los ex presidentes del Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy acudirán a la Convención Nacional del PP del próximo sábado. Como adelantó este periódico el pasado viernes, el líder nacional del PP, Pablo Casado, busca con este gesto solemnizar el cierre de filas interno después del Congreso de julio que decidió la sucesión de Rajoy. Ahora bien, Casado tendrá la fotografía de la unidad, pero en Génova han estado mirando con lupa si los dos ex presidentes hablan, el cuándo y el cómo, para que no hayan mensajes contradictorios con la línea oficial ni tampoco ningún “problema protocolario”que agrave la mala relación que existe entre los dos, y que viene de la etapa de mandato de Rajoy.

Casado lo tiene más fácil que Rajoy porque su buena relación con el ex presidente Aznar hace poco previsible que este último irrumpa en escena con un discurso contradictorio con el que mantiene en estos momentos la dirección del PP. Esto se convirtió, sin embargo, en norma en los últimos años de Rajoy como presidente nacional del partido y presidente del Gobierno, hasta el punto de que esta falta de sintonía llevó a que Aznar dejara de participar en actos del PP como el que este fin de semana se celebra en Madrid con presencia de dirigentes nacionales, autonómicos y municipales.

La Convención Nacional tiene un objetivo claramente electoral. El PP quiere “vender” en ella el programa marco para esos comicios y dar aire a los candidatos autonómicos y municipales. Pero, sobre todo, debe servir de plataforma para el discurso nacional de Pablo Casado en un contexto político muy delicado por la presión electoral sobre el partido de Vox y de Ciudadanos. Génova no quiere que la presencia de Aznar y de Rajoy en la Convención reste protagonismo ni interfiera en el mensaje del nuevo presidente nacional. Unidad sí, pero sin distorsiones como las que se han producido en el pasado más reciente. Al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, le han reservado el día de la inauguración de la Convención, y Casado se quedará con todos los focos de la clausura.