¿Cuándo es necesaria la cesárea?

5

El parto es uno de los momentos más esperados y temidos al mismo tiempo por cualquier embarazada. Y es que, por un lado, está feliz por saber que ese instante le permitirá ya tener a su bebé, pero, por otro, le dan pánico los dolores y el que haya posibles complicaciones. Y estas son las que pueden llevar a tomar la decisión al equipo médico de llevar a cabo una cesárea.

¿Cuándo hay que realizar la misma? Sigue leyendo y lo descubrirás. A continuación vamos a exponer las principales situaciones que pueden llevar a tomar la decisión de acometer dicha cesárea:

El bebé viene de nalgas

Todos hemos oído hablar de mujeres que han sido sometidas a una cesárea porque su hijo venía de nalgas. Cuando se descubre que el feto tiene esa posición es habitual que los doctores intenten llevar a cabo ciertas medidas para lograr que cambie la misma. No obstante, si ya está encajado y no modifica su posición lo habitual es recurrir a ese tipo de alumbramiento.

Es cierto que se puede llevar adelante un parto natural, pero hay médicos que prefieren la cesárea en estos casos para evitar que puedan surgir complicaciones de distinta índole.

El parto se está alargando demasiado

Otro motivo para tomar la decisión de que la cesárea es la mejor opción es que el trabajo de parto se esté alargando demasiado en el tiempo sin que existan avances de ningún tipo. Eso puede ser debido a distintas causas tales como que el citado alumbramiento se ha detenido o que no acaba de producirse la dilatación necesaria.

Existen indicios de sufrimiento fetal

De la misma manera, no podemos pasar por alto el hecho de que también se toma la decisión de recurrir a la citada cesárea cuando se tiene la certeza de que el feto no se encuentra bien. Es decir, cuando se sospecha que está sufriendo dentro de su madre porque no le llega el oxígeno de forma adecuada. Una situación realmente peligrosa que requiere actuar cuanto antes en pro de su salud y bienestar.

Numerosas son las causas que pueden llevar a una cesárea

Placenta previa

Esta situación es experimentada por un amplio número de mujeres durante lo que es la recta final del embarazo. Supone que la placenta no está como debería, en concreto, se halla por debajo de lo recomendado y eso trae consigo que esté tapando, parcial o totalmente, lo que es el cérvix.

Hay malformaciones en el feto

De la misma manera, hay que tener claro que otro motivo que lleva a cualquier equipo médico a tomar la decisión de apostar por la cesárea es que el feto presente alguna malformación. Por regla general, esa se habrá detectado durante el embarazo y teniendo en cuenta que el pequeño podría sufrir innecesariamente mediante un parto natural, los profesionales sanitarios planificarán la cesárea.

El feto tiene poco peso

En esta lista de razones para llevar adelante una cesárea no hay que olvidar que también se puede recurrir a la misma si el feto pesa poco. Lo habitual es tomar esta determinación si pesa menos de 1,5 kilos porque un parto natural podría suponer que tuviera que hacerle frente a una situación para la que no está preparado.

cesárea
Ante todo, clave para velar por el bienestar de madre e hijo

Otras razones para optar por la cesárea

Además de todas las expuestas existen otras razones para que el equipo médico decida que una cesárea es la mejor opción:

  • Si la madre presenta un tumor en lo que es la zona del útero.
  • En el caso de que la embarazada tenga problemas de corazón, ya que el parto natural podría suponerle un esfuerzo innecesario. Asimismo también está recomendada la cesárea para féminas que sufren diabetes o patologías relacionadas con el hígado, por ejemplo.
  • Si la mujer ha tenido anteriores cesáreas o si ha tenido algún caso de muerte fetal.
  • No menos relevante es que se suele recurrir a este tipo de alumbramiento si la gestante es portadora del VIH o si sufre alguna infección. Mediante la cesárea se evitará que pueda contagiar a su bebé.
  • Si se descubre que existe un prolapso del cordón umbilical, que significa que este sale al exterior antes que el feto.
  • También se recurrirá a la cesárea en caso de desprendimiento de placenta.
  • Ni que decir tiene que se optará, de igual modo, por la cesárea si la cabeza del feto es demasiado grande y es imposible que pueda salir por el canal de parto.
  • Si la pelvis de la madre es demasiado estrecha.