Cuando LeBron hace fácil lo difícil

El alero estrella de los Cavaliers volvió en plena forma ante los Lakers tras descansar ante los Clippers

Un día después de descansar en la derrota de los Cavaliers ante los Clippers, LeBron James volvió a demostrar por qué es el jugador insignia de la NBA. El alero destacó sobremanera en la victoria de su equipo ante los Lakers (120-125) aportando 34 puntos, siete asistencias y seis rebotes que complementaron de forma perfecta con los 46 puntos de su compañero Kyrie Irving.

LeBron desplegó todo su talento ante los Lakers y dejó varias acciones remarcables, especialmente una carrera desde su lado de la cancha en la que superó con extrema facilidad a Julius Randle con un autopase por la espalda para acabar encestando con una bandeja.