Inicio Actualidad De Irene Lozano a una militante del PSOE: las curiosas apuestas del...

De Irene Lozano a una militante del PSOE: las curiosas apuestas del Gobierno para «preservar la independencia» de RTVE

Tras la sorprendente batalla escenificada este martes en el Consejo de Administración de RTVE, el ente público está llamado ahora a decidir quién y cómo ostentará la presidencia una vez consumado el cese de Elena Sánchez. El desenlace de la cruenta batalla librada desde hace meses en el seno de la coporación deja abiertas todas las opciones y así lo corroboran la gran cantidad de movimientos y filtraciones que se han producido en las últimas horas.

La opción más plausible es apostar por una presidencia rotatoria que iría cambiando presumiblemente cada tres meses, aunque el plazo aún está en el aire. Sin embargo, la gran pregunta es quién la asumiría en primer lugar. El Gobierno parece tener clara su apuesta, aunque no tiene asegurados los votos necesarios para sacarla adelante. Según ha podido saber Libertad Digital, Moncloa ya ha movido los hilos para tratar de colocar a Concepción Cascajosa, consejera a propuesta de los socialistas y, como ella misma reconoció a preguntas de Vox durante su examen en el Congreso de los Diputados, militante del PSOE, una condición que choca de lleno con el firme propósito que, según Pilar Alegría, tiene el Gobierno y que no es otro que «preservar la independencia» del ente público.

La militante Cascajosa

«Me gustaría iniciar esta intervención respondiendo a una de las preguntas que me ha realizado el representante de VOX respecto a si tengo alguna relación con algún partido político, con el fin de poder desarrollar a continuación las cuestiones relacionadas con mi programa, y le tengo que contestar que sí, soy militante del Partido Socialista y, en ese sentido, considero que esa militancia forma parte de mi compromiso social y de mis ideas progresistas«, iniciaba su intervención en la Cámara Baja el 9 de febrero de 2021. Lejos de esconder que su militancia podría influir en su forma de proceder, Cascajosa hablaba de ello con orgullo: «Eso manifiesta un compromiso con unas ideas que tengo y defenderlas, obviamente, considero que forma parte de mi vida profesional«.

A priori, la socialista contaría con cuatro votos para ser elegida presidenta, por lo que le faltaría uno para ser nombrada. Ese voto podría ser el de José Manuel Martín Medem, el representante de Podemos que este martes apoyó la destitución de José Pablo López como director de contenidos. En.lo que muchos califican como un intento de presionarle, se ha llegado a filtrar que, de no conseguir colocar a Cascajosa, el Gobierno colocaría al cesado como administrador único, algo que tampoco se descarta.

Irene Lozano, presidenta «a dedo»

Aun así, esta no es la opción más soprendente de cuantas se barajan en estos momentos, y todas ellas ponen en entredicho esa teórica voluntad del Gobierno de «preservar la independencia» de RTVE. Fuentes sindicales recuerdan que hace meses que el Gobierno baraja la posibilidad de colocar «a dedo» a Irene Lozano al frente de la corporación. El cese de Elena Sánchez podría precipitar ahora los acontecimientos. Exdiputada de UPyD y posteriormente del PSOE, la periodista fue nombrada por el propio Pedro Sánchez secretaria de Estado de la España Global y, después, presidenta del Consejo Superior de Deportes y directora de la Casa Árabe, cargo que ostenta en la actualidad.

Además, el propio presidente del Gobierno le atribuyó la redacción de su polémico Manual de resistencia, a pesar de que no figura como autora. «Este libro es fruto de largas horas de conversación con Irene Lozano, escritora, pensadora, política y amiga. Ella le dio forma literaria a las grabaciones, préstandome una ayuda decisiva», explicó Sánchez, reconociendo la estrecha relación que les une. Su interés en situarla ahora al frente de RTVE sería más que evidente.