Dele Alli ignora a su novia por su vicio al Fortnite

4

La moda de los esports afecta a muchos jóvenes y, como no podía ser de otra forma, los futbolistas no se salvan de caer en ella. Dele Alli es uno de ellos. El del Tottenham Hotspur es uno de los jugadores que ha mostrado en más de una ocasión su pasión por los videojuegos, llegando a hacer en ocasiones stream de sus partidas junto a compañeros como Harry Kane. Pero hasta tal punto llega su vicio, en este caso al Fortnite, que su novia Ruby Mae se siente ignorada.

El Fortnite se ha convertido en uno de los grandes triunfadores del último año. Sus continuas actualizaciones y mejoras han provocado que sean muy pocos los que escapen a caer en él. A ello hay que añadir que numerosos futbolistas se han encargado de darle más publicidad aún. Jugadores como Griezmann, por ejemplo, han dado aún más protagonismo al juego al hacer sus icónicas celebraciones al marcar.

Y Alli también está enganchado al videojuego, tal y como se ha quejado su pareja en Instagram. La modelo inglesa publicó una storie en la conocida red social en la que aparecía el atacante de los spurs totalmente concentrado en el videojuego. La temporada 6 de Fortnite llegó la pasada semana y el británico no quiso perderse su estreno, lo que provocó la reacción de su pareja.

La joven de 23 años es modelo e influencer y acostumbra a compartir en sus redes sociales gran parte de las cosas que hace en su rutina. Como no podía ser de otra forma, también quiso compartir con sus fans la adicción de su novio al videojuego.

Ruby Mae se quejó entonces de no acaparar la atención de su chico todo lo que le gustaría. La imagen refleja al jugador con unos enormes cascos, frente a la pantalla y con un gran micrófono, además de tener el mando entre las manos. La estrella del conjunto de Pochettino además aparece rodeado de emoticonos con gafas, que representan lo que podría ser un ‘friki’.