Inicio Actualidad Descalabro de Ciudadanos: pierde 30 escaños y Arrimadas descarta dimitir

Descalabro de Ciudadanos: pierde 30 escaños y Arrimadas descarta dimitir

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha descartado que vaya a presentar su dimisión porque considera que debe «seguir adelante» con su proyecto.

Arrimadas se ha pronunciado así en una entrevista en Onda Cero, en la que ha valorado el descalabro de su partido en las elecciones catalanas de este domingo, en las que ha perdido 30 escaños con respecto a 2017.

El partido liderado por Carlos Carrizosa en Cataluña ha conseguido 6 escaños, y ha sido superado por Vox, que se ha hecho con 11. Sólo por detrás se sitúa el PP, con 3 escaños.

La líder de Ciudadanos cree que no se debe comparar el resultado del 14F con las elecciones de 2017, cuando su partido fue el más votado, sino con la intención de voto del 10N, a lo que añade que hay que valorar la baja participación: «Sin duda con un 50% de participación, las proyecciones que teníamos eran terribles y al final se han cumplido».

Dirigentes de Cs, convocados de urgencia esta tarde, han mostrado su malestar durante la reunión del Comité Ejecutivo, han pedido cambios y la dimisión del director de la campaña, Carlos Cuadrado, y del vicesecretario adjunto, José María Espejo, pero no han cuestionado el liderazgo de Inés Arrimadas.

Mañana se reunirá exclusivamente la ejecutiva permanente para valorar todo lo que se ha dicho y aquellos que más han alzado la voz durante la reunión confían en que Arrimadas no se enroque y haga algún movimiento porque, si no lo hace, advierten, el partido estará en peligro de extinción, han señalado presentes en el comité, y no será capaz de remontar esta nueva crisis que han abierto las elecciones catalanas.

La debacle del partido naranja en las elecciones generales hacía presagiar un cambio de escenario en sus opciones en Cataluña. La salida de Arrimadas como cabeza de lista de la formación en Cataluña no ha ayudado a mantener el tipo a la formación constitucionalista, que ha sufrido una sangría de votos a favor del PSC, partido al que mayoritariamente se ha movido su electorado, junto a Vox.

En su intervención para valorar los resultados, Carrizosa no hizo alusión a su futuro al frente del partido. Tanto el líder del Cs en Cataluña como Arrimadas, consideraron que la baja participación del electorado les había perjudicado, ya que admitieron no haber sido capaces de «movilizarlo».

«Cs va a seguir haciendo lo mismo, defender al constitucionalismo desde la moderación y el centro», afirmó Carrizosa. «El separatismo sale reforzado», lamentó, por su parte, Arrimadas.

En declaraciones este lunes en Antena 3, Carrizosa no ha entrado a valorar si ve posible una fusión con el PP: «En Cataluña las cartas se han echado y nos toca trabajar pero desde nuestra posición política y el PP desde la suya. Vamos a seguir con el centro liberal, sin dejar aflorar radicalismos».

El sector más crítico pide responsabilidades

Los diputados, concejales y afiliados del sector crítico de Ciudadanos han hecho público un comunicado en el que piden una «profunda regeneración» en la dirección de Cs y «cambios de liderazgo a nivel nacional y de Cataluña», esto es, la salida de Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa.

«La pérdida de casi un millón de votos en Cataluña, y la huida continua y sin parangón de afiliados y cargos electos muestran a todas luces un liderazgo y una estructura de partido que no funciona», por lo que exigen, en una carta enviada a los medios, «responsabilidades» de forma «imprescindible e inaplazable».

Los críticos han recordado que este 14F es «el tercer fracaso electoral bajo la presidencia de Inés Arrimadas» tras las elecciones gallegas y vascas. «Ciudadanos debe abordar una profunda regeneración, debe acometer sin dilación una mejora sustancial en transparencia y rendición de cuentas y por supuesto debe ampliar la capacidad de participación y decisión de los afiliados para recuperar la ilusión y esperanza», han defendido.

Para los críticos, el resultado no se deben solo a una «mala campaña electoral, sino de un cúmulo de desaciertos, de errores estratégicos y de comunicación, de liderazgo y dirección que se han ido produciendo estos últimos años y que culminan con una campaña electoral fallida».

En ese sentido, han apuntado que «seguramente el primer error fue la marcha de Inés al Congreso» pues demostró «la imagen de falta de confianza en la propia capacidad para articular, entorno a Cs, una auténtica alternativa de gobierno al independentismo».

Asimismo, han apuntado otros fallos como no presentar una moción de censura al expresident Carles Puigdemont, «mostrarse como un eterno partido de oposición» o pretender aglutinarse electoralmente con PP y PSC para concurrir juntos en coalición electoral «en vez de mostrar a Cs como un proyecto diferenciado».

Por otro lado, han citado que la dirección se ha «distanciado» de las bases y ha faltado transparencia y democracia interna en movimientos importantes como la elección de Carrizosa, sin mediar primarias, como candidato a la Generalitat tras una presunta renuncia de Lorena Roldán, que ha acabado en el PPC. (EFE)