Desembarco saudí en el fútbol español

20

Como consecuencia de un intenso trabajo de scouting de futbolistas internacionales y de jóvenes promesas de Arabía Saudí, de la mano de la Liga de Fútbol Profesiuonal (LFP), el Villarreal podrá disfrutar hasta el final de la temporada de la virtudes del centrocampista internacional saudí Salem Al Dawsari. Así vendía el club levantino en la primera noticia de su página web la llegada inmediata del jugador cedido por el Al Hilal, de 26 años, para estos próximos cinco meses y medio. También se hace cargo el submarino amarillo del joven de 20 años Jabor Issa para el Villarreal B.

Son dos de los nueve futbolistas saudíes que están camino de clubs españoles para jugar cedidos hasta el verano próximo en virtud de un acuerdo suscrito por LaLiga con el gobierno –General Sports Authority (GSA)– y la federación de fútbol de Arabia Saudí, por el que las entidades españolas percibirán cantidades económicas sin determinar, aunque en el caso del Villarreal puede llegar a los cinco millones de euros por los dos futbolistas que acogera en sus equipos.

Acuerdo de colaboración

El acuerdo de colaboración data de octubre del año pasado y hasta este domingo, a caballo entre las goleadas del Real Madrid y el Barcelona en la última jornada, no tuvo consecuencias visibles que afectaran a clubs de la Liga Santander y de la Liga 1/2/3. Además del Villarreal, el Leganés y el Levante serán puntos de destino de otros dos internacionales absolutos con la selección de Arabia Saudí, clasificada para el próximo Mundial. Al club madrileño lega el mediapunta Yahia Al-Seheri, además de otro joven para el filial, y al valenciano Fahad Al-Muwallad, «un futbolista rápido que puede actuar en banda o como segunda punta», según anunció el club azulgrana en su web.

Los otros clubs que reciben jugadores son Rayo Vallecano, Numancia, Sporting de Gijón y Valladolid. Y todos, por supuesto, se han mostrado encantados y seguros de haber acertado en su elección después el estrecho seguimiento realizado en colaboración con la LaLiga, como todos se encargan de subrayar en sus comunicados.

Algo que no convence en absoluto a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que no ha tardado en criticar las operaciones porque «pririza el aspecto económico por encima del deportivo» e «impide la formación de futbolistas de categorías inferiores y reprsenta un obstáculo para las oportunidades de la cantera, a la que no siempre conceden esta clase de oportunidades».