Inicio Actualidad Detectan nuevamente anuncios políticos falsos en Facebook

Detectan nuevamente anuncios políticos falsos en Facebook

Luego de los escándalos e que ha estado envuelto y tras continuar su investigación a Facebook, las autoridades británicas reportan una “inquietante falta de consideración hacia la privacidad personal” en la red social y por eso el organismo de control de información de Reino Unido, remitió a esta red social al principal regulador de datos de Europa, para que analice cómo la red social dirige, supervisa y muestra anuncios a sus usuarios.

El Comisionado de Información había estado investigando el uso de análisis de datos para influir en la política,  después de que la consultora Cambridge Analytica obtuviera los datos personales de 87 millones de usuarios de Facebook de un investigador.

Cambridge Analytica trabajó en la campaña presidencial de Donald Trump en Estados Unidos en 2016 y el organismo de control británico informó que como parte de esa investigación también detectó más problemas en Facebook, que había remitido al regulador de datos de Irlanda, el principal supervisor para la red social en la Unión Europea.

Anuncios políticos falsos

Una portavoz del organismo británico dijo que había tenido conocimiento de anuncios políticos falsos en la mayor red social del mundo. El comisionado también abrió auditorías sobre el papel de agencias consultoras de crédito, como Experian y envió avisos de evaluación a intermediarios de datos, como Acxiom, mientras trata de comprender el mercado de compra y venta de datos personales.

“Los ciudadanos sólo pueden tomar decisiones verdaderamente fundamentadas sobre a quién votar si están seguros de que esas decisiones no han recibido influencias indebidas”, dijo la comisionada de Información, Elizabeth Denham, en un informe para el Parlamento británico.

“Hemos descubierto una inquietante falta de consideración hacia la privacidad personal de los votantes”, dijo Denham. “Plataformas de medios sociales, partidos políticos, intermediarios de datos y agencias consultoras de crédito han empezado a cuestionar sus propios procesos, propagándose por el ecosistema del big data”.