Detenido en Melilla un yihadista implicado en una red de envío de combatientes a Siria

La Guardia Civil ha detenido este viernes en Melilla a un hombre de 40 años de origen marroquí y nacionalidad danesa por su implicación en una red yihadista de financiación, captación y envío de combatientes a zonas de conflicto en Siria, entre los que se encuentran daneses, alemanes y españoles, informa el Ministerio del Interior.

El arrestado se servía de un entramado societario en Dinamarca para evadir elevadas sumas de dinero destinadas a financiar esta red de captación de alcance internacional de captación de combatientes para grupos terroristas como Dáesh y AQMI (Al Qaeda en el Magreb islámico), informa el Ministerio del Interior.

Esta detención se suma a la del pasado miércoles en Madrid, donde agentes de la Policía Nacional detuvieron a tres marroquíes, uno de ellos un hombre de 32 años miembro del Estado Islámico (EI) y muy radicalizado, al que las fuerzas de seguridad consideran “una clara amenaza para la seguridad de nuestro país”.

Fruto de la intensa actividad de esta red de captación, probablemente la más activa desarticulada en España, se han incorporado a diferentes escenarios de conflicto al menos diez combatientes de varias nacionalidades entre los que se encuentran ciudadanos daneses, alemanes y españoles.

La Guardia Civil mantenía abiertas varias investigaciones, alguna de ellas desde el año 2012, sobre varios residentes melillenses que, careciendo de la más elemental formación económica, ostentaban puestos de responsabilidad en empresas danesas.

El entramado societario es de tal extensión y complejidad que tras cursar una comisión rogatoria internacional a las autoridades danesas hasta el momento se han identificado veinticuatro empresas diferentes y se estima que el importe total defraudado supera los ocho millones de euros.

El desarrollo de las investigaciones ha sido posible gracias a la estrecha colaboración entre la Guardia Civil y el Servicio de Inteligencia danés (PET), la Policía de Copenhague, la Dirección General de Vigilancia del Territorio de Marruecos (DGST), Europol y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Además para la aplicación de la legislación en materia de blanqueo de capitales y prevención de la financiación del terrorismo se ha contado con la participación de las estructuras del sistema preventivo español en esta materia.

Los investigadores tratan ahora de determinar la extensión completa de la estructura que se oculta detrás de las numerosas sociedades, perfiles en redes sociales e identidades virtuales y actividades concretas relacionadas con el envío de combatientes a zonas de conflicto en las que podrían haber participado.

La Guardia Civil ha procedido a practicar dos registros con el objeto de recopilar pruebas de la actividad del detenido, nacido en Tensamare (Marruecos), en internet y en las redes sociales, a través de las que mantenía multitud de contactos con personas tanto dentro como fuera de España.

Asimismo para profundizar en la investigación se prevé interrogar a un número de personas por determinar y emitir comisiones rogatorias internacionales para recabar la cooperación de las autoridades judiciales de otros países.

La operación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 1 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en la que el Ministerio del Interior elevó a cuatro el nivel de alerta antiterrorista, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 173 yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 218 desde principios de 2015.

Esta detención se suma a la del pasado miércoles en Madrid, donde agentes de la Policía Nacional detuvieron a tres marroquíes, uno de ellos un hombre de 32 años miembro del Estado Islámico (EI) y muy radicalizado, al que las fuerzas de seguridad consideran “una clara amenaza para la seguridad de nuestro país”.

El Ministerio del Interior recuerda que a través de la iniciativa Stop Radicalismos los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que de forma confidencial y segura notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno.

En concreto a través de la página web www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.

Loading...