Inicio Actualidad Dolores Delgado, ascendida a fiscal de Sala a los dos meses de...

Dolores Delgado, ascendida a fiscal de Sala a los dos meses de dimitir como fiscal general

El fiscal general, Álvaro García Ortiz, ha comunicado este jueves al Consejo Fiscal que su antecesora, Dolores Delgado, será la nueva fiscal jefa de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo.

La promoción de Delgado a la primera categoría se produce pese al informe contrario del Consejo Fiscal, el único órgano parcialmente elegido de forma democrática por los fiscales.

La incorporación de Delgado a la Junta de Fiscales de Sala, el llamado generalato de la carrera, tiene lugar sólo dos meses después de dimitir como fiscal general aduciendo motivos de salud.

[Dolores Delgado dimite como fiscal general y el Consejo de Ministros nombra a Álvaro García]

Su sucesor al frente del Ministerio Público -que fue, a su vez, promovido por Delgado a la categoría de fiscal de Sala al nombrarle jefe de su Secretaría Técnica- no ha dudado en ‘premiar’ a la exfiscal general, que, de esta forma, no se incorporará a su plaza de segunda categoría en la Audiencia Nacional.

Éste era el destino que tenía antes de ser ministra de Justicia y luego responsable de la Fiscalía. Delgado deja de ser así, de ser «fiscal de trinchera», como a ella le gustaba decir. 

Durante su mandato como fiscal general, Delgado no consiguió que se aprobara una previsión legal para que los fiscales generales, al cesar, pasaran a ser automáticamente fiscales de Sala en caso de no tener ya esta categoría, como era su caso. 

El Grupo Socialista del Congreso aprovechó el pasado marzo una iniciativa legislativa ajena al estatuto de los fiscales -la ley concursal- para introducir una enmienda que hubiera propiciado el ascenso de Delgado a la primera categoría de la carrera.

Pero la enmienda tuvo que ser retirada en junio por falta de apoyos: ni siquiera Podemos, socio del PSOE en el Gobierno, la respaldó.

[Los fiscales aplauden la retirada de la enmienda que premiaba a Dolores Delgado con un ascenso]

El ascenso se ha producido de todos modos, aunque por una vía más costosa para el nuevo fiscal general, ya que ha tenido que desoír al Consejo Fiscal, el órgano que representa a los fiscales, para sacar adelante el nombramiento.

Los miembros próximos a la minoritaria Unión Progresista de Fiscales ven de nuevo incrementada su presencia en la Junta de Fiscales de Sala, una tendencia marcadamente seguida por Delgado. Once de los 13 ascensos a la categoría primera impulsados durante su mandato favorecieron a asociados a la UPF. 

Delgado competía con otros 19 aspirantes a la Fiscalía de la Sala de lo Militar, una jurisdicción en la que carece de experiencia a diferencia de otros candidatos como Luis Rueda, que ha pertenecido al cuerpo jurídico militar.

Rueda ha sido, de hecho, el candidato más respaldado por el Consejo: ha obtenido seis votos (todos los vocales de la Asociación de Fiscales) frente a los cuatro de Delgado (los dos vocales de la UPF y las integrantes natas del Consejo, la teniente fiscal, María Ángeles Sánchez Conde, y la jefa de la Inspección, María Antonia Sanz)

Más UPF

En la reunión de este jueves, García Ortiz también ha anunciado que propondrá a Marta Durántez, hasta ahora destinada en la Secretaría Técnica y especializada en siniestralidad laboral, como nueva teniente fiscal de la Audiencia Nacional en lugar de Miguel Ángel Carballo, que desempeñaba ese puesto desde 2017 y optaba a la reelección.

Carballo ha recibido siete votos (los de los consejeros de la Asociación de Fiscales y el de Salvador Viada, de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales) frente a los 4 que ha tenido Durántez.

Ésta ha sido apoyada por los vocales de la UPF, asociación a la que pertenece, y por Sánchez Conde y Sanz. 

Alejandro Luzón, por su parte, ha sido elegido para un nuevo mandato al frente de la Fiscalía Anticorrupción. Ha sido respaldado por todos los miembros del Consejo excepto por Viada.

Publicidad