Inicio Actualidad Dos monjes ‘millenials’ explican su vocación en YouTube y arrasan en en...

Dos monjes ‘millenials’ explican su vocación en YouTube y arrasan en en la red social

Ignacio y Eduardo cuentan que descubrieron su vocación mientras estaban en la universidad y entraron en el monasterio tras acabar sus estudios. Sentían algo en su interior que les ha llevado a elegir “encerrarse” en un monasterio para dedicar su vida a rezar, llevando el hábito benedictino.

En concreto, Fray Eduardo bromea con su entrada en el monasterio: “Sigo dando gracias a Dios y un poco maravillado de cómo el director espiritual me dejó entrar aquí. Era absurdo totalmente. Creo que cuando le pregunté por primera vez iba con un miedo terrorífico. Y lejos de eso, la sorpresa fue extraordinaria”.

Para explicar el sentido del alejamiento del mundo, Fray Ignacio señala que la clausura se entiende cuando uno se plantea qué es lo más importante. “Una cosa que cuesta mucho es el ritmo del día a día, que es igual. Los sábados por la noche haces lo mismo que el viernes y que el jueves por la noche, no quedas con tus amigos a ver una película, pero también esa es un poco la grandeza de esta vida porque todo lo exterior se apaga y permite que te centres en lo esencial”, subraya.

Además, a los jóvenes que estén planteándose la vocación religiosa, el joven monje les invita a que “se lancen de cabeza, sin dudarlo” porque “es una buena inversión”.

Los monjes benedictinos fueron fundados por San Benito en el siglo VI. Viven retirados del mundo siguiendo la ‘Santa Regla’, un carisma centrado en el trabajo manual, la lectura meditada de la Biblia y la lectio divina, y la vida en comunidad.

Los vídeos forman parte del proyecto de la Asociación Arguments ‘Mi vocación es un regalo’ que lanzaron con motivo del pasado Sínodo de los Jóvenes y de la JMJ de Panamá para “ayudar a los jóvenes a profundizar sobre la llamada de Dios”.

Arguments es una asociación que desde 2002 publica en Internet contenidos sobre catequesis y temas de actualidad. Tiene su sede principal en Pamplona, aunque cuenta con voluntarios en todo el mundo. Entre los últimos proyectos que ha llevado a cabo destacan ‘Amor en Construcción’, sobre noviazgo y matrimonio, o ‘Sin Miedo a la Mujer’, centrado en el papel de las mujeres y hombres de hoy a la luz de las enseñanzas de la Iglesia.