Ecologistas pide un plan para descontaminar España de lindano

Ecologistas en Acción ha pedido eliminar del agua y los suelos los restos de lindano, un componente tóxico fabricado durante décadas en Baracaldo (Vizcaya) y Sabiñánigo (Huesca) para su uso en insecticidas y compuestos farmacéuticos.

La organización ambiental ha presentado el informe “Fabricación y uso del lindano: crónica de un envenenamiento persistente y silencioso“, el primer estudio a nivel nacional relacionado con este compuesto, ha informado su portavoz, Santiago Martín.

En él se expone la situación actual del territorio nacional, donde se desconoce la ubicación exacta de los vertidos de esta sustancia, por lo que la entidad ha solicitado que se lleve a cabo una investigación para identificar esos focos de residuos.

Sobre todo teniendo en cuenta que “la gestión los residuos fue nefasta y se ocultó su destino en la mayoría de casos”.

El compuesto, declarado cancerígeno por la OMS, destaca por su toxicidad, “pero sobre todo por su efecto a largo plazo”, ha destacado Martín, quien ha asegurado que los restos “continuarán dañando a los próximas generaciones si no se hace nada al respecto”.

Hoy en día las regiones más afectadas se sitúan en torno a las antiguas fábricas de Baracaldo y Sabiñánigo, pero también existen registros de aguas y terrenos contaminados en regiones como Porriño (Pontevedra), Borobia (Soria), Cabria (Palencia), Viana e Igúzquiza (Navarra), entre otros.

Esto se debe, según la organización ecologista, a los cursos de agua contaminados, que distribuyen esta sustancia por todo el país.

Tal es el caso del embalse de Oiola, que abastece a los vecinos de Baracaldo, y que “ha sido desconectado en varias ocasiones desde 2008 por sus niveles de lindano”, ha asegurado el portavoz de Ekologistak Martxan (Ecologistas en Marcha), Javier Vázquez Velasco.

Además, esta sustancia es “especialmente nociva para el ser humano”, bien sea por su inhalación, por su consumo o por contacto, ha explicado el portavoz de Ecologistas en Acción Aragón, Mariano Polanco.

La Comunidad Europea prohibió su uso en 2008 y varios países productores de lindano como Alemania, Rumanía o Italia han abierto procesos de descontaminación.

Sin embargo la implicación del Gobierno español ha sido “muy baja”, ha aseverado.

Por ello, la portavoz del área de Agua de EA, Natalia Funes, ha solicitado en nombre de la organización que las administraciones lleven a cabo una labor de investigación para identificar estos focos.

Asimismo piden inversiones económicas para eliminarlo en aquellos casos donde ha sido posible localizarlos e indagar quiénes son las entidades responsables de estos vertidos.

Loading...