Efectivos terrestres y un helicóptero vigilan que no haya rebrotes en el incendio de la Calderona

23

El incendio que ha quemado unas 1.300 hectareas en la Sierra de la Calderona, en los municipios de Gátova,  Altura, Segorbe y Soneja, evoluciona favorablemente este domingo y sigue estabilizado y sin llama. 46 efectivos terrestres, cinco vehículos y un helicóptero de coordinación refrescan este domingo  la zona para que no haya rebrotes, a la espera de darlo por controlado en las próximas horas.

Según el director general de Emergencias, José María Ángel, un tercio de las hectáreas quemadas están dentro del parque natural de la Sierra Calderona y entre las 1.300 hectáreas dañadas hay masa boscosa pero también campos agrícolas sin cultivar. Se investiga si un rayo es el origen del fuego.

El siniestro en la Calderona, una zona muy castigada por el fuego en las últimas dos décadas, comenzó la tarde del miércoles y se extendió el jueves y el viernes favorecido por las altas temperaturas, un fuerte viento de poniente y los escasos niveles de humedad. Solo el sábado, día en el que las temperaturas cayeron varios grados, los efectivos pudieron respirar más tranquilos.

La Unidad Militar de Emergencias se retiró a última hora del sábado y el transporte de comunicación del Puesto de Mando Avanzado ha vuelto ya a la central de Emergencias de la Generalitat. El presidente Ximo Puig apuntó ayer que este fin de semana el incendio podría darse por controlado. “Podría haber sido terrible”, vaticinó el presidente sin restarle gravedadal siniestro.

Las llamas se estabilizaron a última hora del viernes y durante el fin de semana los trabajos de extinción se han centrado en refrescar la zona y asegurar el perímetro, ya que hay muchas cenizas y el riesgo de que rebrote el fuego no ha desaparecido.

Para este domingo, el 112 ha desactivado la alerta roja (peligro extremo) por incendios forestales en toda la provincia de Valencia, que solo se mantiene en el noreste de Castellón, ya fuera de la zona afectada en la Calderona, Gátova, Segorbe y Altura.

En cualquier caso, se trata de una zona muy abarrancada, con accesos problemáticos y meteorología cambiante, por lo que las condiciones del tiempo aun pueden dificultar los trabajos. La previsión de Emergencias es que el fuego se dé por controlado este domingo, aunque es posible que varíe la situación.

Durante este pasado sábado trabajaron en la zona hasta 150 efectivos terrestres y 25 vehículos, acompañados por un helicóptero V-1 que realizó un reconocimiento del terreno. El dispositivo fue más intenso el viernes, con 600 efectivos y 27 medios aéreos, que permitieron reabrir al tráfico la carretera CV-25 a las 2 de la mañana del sábado.