eHighway, la autopista para camiones eléctricos que ya funciona en Suecia y pronto llegará a Alemania

El camión recibe electricidad a través de un pantógrafo en el chasis, detrás de la cabina. Van conectados a líneas eléctricas aéreas sobre el carril derecho; pueden conectarse y desconectarse de los cables mientras circulan

Las autopistas para camiones eléctricos no son el futuro, sino el presente. Desde el año pasado ya funciona en Suecia la primera eHighway, y en breve la empresa alemana Siemens construirá otra en Alemania, según confirmó ayer en un comunicado.

El grupo tecnológico construirá un tramo de diez kilómetros de la autopista alemana A5, entre el aeropuerto de Frankfurt y la ciudad de Darmstadt. La compañía, que se encargará de la construcción y planificación y, como opción, del mantenimiento del sistema, ha recibido el encargo por parte del estado de Hesse.

Según Siemens, esta autopista reduce el consumo de energía a la mitad en comparación con los motores de combustión interna y se consigue una menor contaminación del aire.

Para circular por esta autopista, los camiones deberán integrar un sistema de conducción híbrido y un pantógrafo en la parte superior para la toma de corriente.

Según el jefe de Transporte de Hessen Mobil, Gerd Riegelhuth, esta iniciativa ha sido puesta en marcha para comprobar la viabilidad de instaurar un transporte de mercancías neutral en la ciudad de Frankfurt.

Suecia, pionera

La nueva autopista se aprovechará de los conocimientos logrados en la primera carretera eléctrica del mundo, que se inauguró el año pasado en la ciudad sueca de Gälve. En dicha carretera, Scania proporcionó camiones eléctricos (son híbridos, por lo que pueden circular en otras carreteras) que operan en condiciones de tráfico reales.

La infraestructura fue el resultado de varios años de cooperación entre el gobierno de Suecia y el sector privado. El camión recibe electricidad a través de un pantógrafo en el chasis, detrás de la cabina. Van conectados a líneas eléctricas aéreas sobre el carril derecho; pueden conectarse y desconectarse de los cables mientras circulan.

Así, si el camión sale del carril eléctrico el pantógrafo se desconecta y el vehículo funciona con motor de combustión o de batería. Lo mismo si el conductor adelanta a otro vehículo mientras circula por el carril eléctrico.

El plan contó con una inversión de 77 millones de coronas suecas, de los que cerca de 48 millones proceden de la cofinanciación de la comunidad empresarial y la autoridad regional de Gävelborg.

Loading...