El 99% de las lanzaderas rusas de misiles intercontinentales, disponibles para ser usadas

Un misil intercontinental móvil RT-2PM Topol es trasladado a su base en el Distrito Militar Central de Rusia.

Un misil intercontinental móvil RT-2PM Topol es trasladado a su base en el Distrito Militar Central de Rusia.

“Actualmente las Fuerzas de Misiles Estratégicos cuentan con unos 400 misiles balísticos intercontinentales con ojivas nucleares de diversas potencias”, explicó el militar citado por la agencia TASS.

Proporcionalmente, dichas fuerzas concentran más del 60% de las cargas y portadores de la triada nuclear de Rusia, precisó.

El programa estatal de armamento hasta 2020 contempla una renovación cualitativa y el aumento considerable de la proporción de los sistemas de misiles modernos en las Fuerzas de Misiles Estratégicos.

Vulnerando las defensas

Entre estas armas figura el misil balístico intercontinental RS-24 Yars, capaz de evitar defensas antimisiles con base espacial, según Karakáyev.

“El misil del sistema Yars cuenta con algoritmos de maniobras de trayectoria destinados a superar los interceptores basados en el espacio”, detalló el militar.

La incorporación de las modificaciones modernizadas de este sistema “aumentará las capacidades combativas de la agrupación de ataque” y “fortalecerá el potencial de disuasión nuclear de las fuerzas nucleares estratégicas de Rusia”.

Renovación no nuclear

El próximo año las agrupaciones equipadas con el sistema Yars recibirán 12 vehículos de combate ‘antisabotaje’ Taifún-M.

Según Karakáyev, la incorporación del Taifún-M, que está dotado de su propio aparato aéreo no tripulado que permite detectar comandos subversivos a una distancia de 5 kilómetros, representa un paso hacia la robotización armamentística.

Con este nuevo sistema robótico se pueden llevar a cabo tareas de reconocimiento, así como detectar y destruir blancos fijos y móviles o patrullar zonas sensibles, entre otras misiones.

Loading...