El aeropuerto de Barcelona – El Prat con colas de más de una hora

El rechazo de los trabajadores de los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat a la propuesta de acuerdo mantiene el conflicto abierto y obligará a volver a la mesa de negociación, donde las posturas entre la empresa Eulen y el comité de huelga siguen alejadas. Los grandes afectados, una vez más, serán los pasajeros. Este viernes –parten 524 vuelos, con 83.660 asientos ofertados- hay convocados paros de una hora a las 5:30, 10:30, 16:30 y 19:30.

En el primer parón, de madrugada, se han dado esperas de hora y cuarto entre las cinco y las seis de la mañana. Tras este episodio, las esperas se han ido relajando. A las siete rondaban los 40 minutos y a las 7:30 ya bajaban de los veinte minutos. En el horizonte ya se vislumbra la huelga indefinida de 24 horas y diaria que arrancaría este lunes de no haber acuerdo. Con el paro total, las terminales de El Prat se sumirían previsiblemente en un caos operativo.

Día de reuniones clave

Además de la problemática en los controles, la antelación con la que llegan los pasajeros al aeropuerto provoca nuevamente que las colas se dan también en las ventanillas de facturación. Nadie quiere perder el vuelo, pero al llegar antes lo único que se provoca son más aglomeraciones.

La jornada estará marcada por la reunión que mantiene desde las once el ‘Comité de Crisis’ impulsado desde el Gobierno. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, preside en la delegación del Gobierno en Barcelona una reunión con el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar; el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo; el presidente de Aena, José Manuel Vargas; la directora del aeropuerto, Sonia Carrochano; y el General en Jefe de la Guardia Civil en Catalunya, Ángel Gozalo, entre otros mandos. De la reunión podría salir una decisión en firme de que miembros de la Guardia Civil tomen el control de la seguridad en caso de llegar a la huelga indefinida, que arranca el lunes.

Sobre la misma hora se dará una reunión paralela entre los consellers de Territori, Josep Rull; de Treball, Dolors Bassa; de Interior, Joaquim Forn; de la Presidencia, Jordi Turull; y el director general de Turisme de la Generalitat, Octavi Bono.

Guardia Civil y Mossos podrían encargarse de los controles

Posteriormente, Rull, Turull y Forn se reunirán con el ‘Comité de Crisis’ impulsado desde el Ejecutivo central. Desde el Govern se ha ofrecido que los Mossos d’Esquadra se sumen a los controles si se decide la intervención policial, siempre y cuando lo autorice el Estado.

Asimismo, Bassa ha propuesto este viernes al comité de huelga una nueva asamblea en la que sometan a votación la propuesta de mediación de la Generalitat, a la que se adhirió la empresa, y no otras opciones como ocurrió el jueves, ya que de las cuatro opciones posibles dos no habían sido planteadas anteriormente.

A la tarde, De la Serna se reunirá con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien ha culpado al Gobierno central y a la normativa de contratación que permite bajas temerarias de la situación, que acaba dañando la imagen de la ciudad. Así, aprovechó para reivindicar nuevamente que Ayuntamiento y Generalitat participen en la gestión del aeropuerto.

Ayuntamiento, Generalitat y Estado coordinarán estrategias

Loading...