Inicio Actualidad El Athletic Club asalta el Metropolitano y toma ventaja en la semifinal...

El Athletic Club asalta el Metropolitano y toma ventaja en la semifinal de Copa

El Athletic Club ganó este miércoles por 0-1 al Atlético de Madrid en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, gracias a un penalti transformado por Alex Berenguer en el primer tiempo y que además rompió la racha sin perder de los madrileños en su estadio, que databa del 8 de enero de 2023 en un partido liguero contra el FC Barcelona.

En el Cívitas Metropolitano, engalanado para otra gran cita copera, avisaron primero los locales con un cabezazo de Axel Witsel a los 42 segundos, en un rechace del portero Julen Agirrezabala. Pero respondió rápido Dani Vivian, con un tiro raso desde la frontal y que salió desviado, después de que Memphis Depay llegase tarde a la cobertura.

El propio Memphis mandó luego un derechazo por encima del arco rival, tras una buena jugada colectiva en la salida del balón. Arriesgaba mucho el equipo entrenado por Diego Pablo Simeone, moviéndose al ritmo de Rodrigo De Paul, aunque sin casi conectar arriba con Antoine Griezmann.

Pasado el cuarto de hora de encuentro, escorado a la banda derecha, Griezmann también envió alto un centro-chut con la diestra. Faltaba brío al conjunto local, que en el minuto 22 falló por duplicado donde menos lo esperaba. Iñaki Williams robó un balón a Reinildo Mandava dentro del área y, aunque el ‘león’ no controló, la jugada seguía muy viva.

El cuadro bilbaíno maceró ese ataque y Gorka Guruzeta filtró un buen pase a Beñat Prados, que de inmediato recortó sobre Reinildo; el defensa mozambiqueño se ‘comió’ ese regate, derribó con claridad a su adversario y el árbitro señaló penalti. Con temple, Alex Berenguer engañó de lado a Jan Oblak en su ejecución y puso el 0-1 para los visitantes..

Los colchoneros acusaron el gol y Guruzeta en el 27′ no anduvo lejos de marcar en un disparo cruzado, desde el lado izquierdo, y que después de tropezar en un oponente casi sorprendió a Oblak. El Athletic dominó los tiempos del partido desde ese instante, sin necesidad de acaparar la posesión del balón, y amenazó varias veces más por los extremos.

No echaban de menos los ‘leones’ a Nico Williams, ausente por lesión, ya que sus rivales carecían de brillantez. A la izquierda volcaban los del ‘Cholo’ sus intentonas, con Memphis combinando con Samu Lino, sin que en el lado contrario apareciese Nahuel Molina. El damnificado seguía siendo Griezmann, que poco antes del descanso mandó fuera un tiro raso.

Eso sí, el último susto de la primera parte fue de nuevo del equipo bilbaíno, gracias a un derechazo de Berenguer en una contra y que Oblak repelió bien colocado en su portería. Necesitaba el Atlético un soplo de aire fresco y pareció encontrarlo al regreso de vestuarios, retirando a Reinildo para dar entrada a Mario Hermoso.

Poco de Hermoso y de Llorente

La grada acompañó en ese arranqe del segundo acto, sobre todo a cada arrreón de De Paul, quien aprovechó en el minuto 52 un fallo de Iñigo Ruiz de Galarreta. El ‘5’ colchonero vio un hueco por la banda izquierda para el esprint de Lino, que culminó su ataque con un zurdazo cerca del poste.

Se había animado el duelo y ambos entrenadores lo notaron, así que Simeone movió piezas. Introdujo entonces a Marcos Llorente y a Álvaro Morata, a lo que Valverde contestó metiendo en el campo a Unai Gómez junto a Asier Villalibre. Y precisamente éstos crearon peligro en el 62′, con el ex del Alavés a punto de colar un rechace del guardameta.

El habitual ímpetu Llorente no estaba teniendo el efecto deseado por Simeone para el costado derecho, mientras que Lino continuaba como arma por la otra banda. En el 70′ gozó el exvalencianista de una oportunidad muy clara, pero su derechazo cruzado nuevamente se marchó desviado por poco.

Bastante enmarañado estaba todo y el Atlético apretaba sin premio, pese a la voluntad mostrada por De Paul. Confió luego el ‘Cholo’ en el también argentino Ángel Correa, pero en el ambiente sobrevolaba la opción de que el Athletic ampliase su renta en un contragolpe de Iñaki Williams.

Stefan Savic cometió un par de errores en la zaga local y eso avivó la esperanza de los ‘leones’, que suspiraron en el 82′ cuando Morata se trastabilló en el momento de rematar a bocajarro un centro de Lino. El duelo entró en una fase de correcalles, donde un error de Witsel en otra salida de balón estuvo cerca de salirle caro al Atlético.

A continuación, Correa rozó el empate con un lanzamiento raso dentro del área después de que Llorente apurase hasta el fondo y pasase hacia atrás. Casi sobre la línea de gol, Iñigo Lekue evitó lo que habría sido el 1-1 y amargó a un Atlético algo pasado de revoluciones.

Para animar el cotarro, Roro Riquelme saltó al campo en los últimos compases. Por si fuera poco, nada más empezar el tiempo de descuento hubo un penalti del recién entrado Yeray Álvarez sobre Morata. Muchos aficionados del Metropolitano ya saboreaban el gol, pero el ’19’ local estaba en fuera de juego previamente al centro de Griezmann.

Salvo un cabezazo del propio Morata en la ultimísima jugada, a centro de De Paul, el cuadro colchonero se quedó sin combustible. Con triunfo visitante en el Metropolitano se abrochó esta ida de ‘semis’, algo que no ocurriía desde la jornada 16 de LaLiga 2022/23 frente al Barça (0-1).