Inicio Actualidad El Ayuntamiento de Palma (PSOE, MÉS y Podemos) declara «extranjeros» a los...

El Ayuntamiento de Palma (PSOE, MÉS y Podemos) declara «extranjeros» a los ciudadanos españoles

Un póster con datos de población editado recientemente por el Ayuntamiento de Palma señalaba en uno de sus gráficos que los ciudadanos españoles formaban parte de «la población de nacionalidad extranjera» de la ciudad. Desde el equipo de gobierno del consistorio, presidido por el ecosoberanista Antoni Noguera y conformado por el PSOE, MÉS y Podemos, han reconocido que se trató de un «error» y han pedido «disculpas» por ese «lapsus».

Por su parte, los dos partidos de la oposición municipal, el PP y Cs, critican que nadie hubiera supervisado previamente el texto antes de hacerse público.

El citado póster, del cual se editó una única unidad, fue colocado en el estand que el Ayuntamiento de Palma instaló el pasado sábado en el transcurso de la tercera edición de la «Feria de las Culturas». Dicho evento se celebró en el Parque de la Riera de la capital balear.

El epígrafe del póster era «Palma, ciudad diversa» y todos los datos que presentaba estaban tomados del último padrón municipal, como por ejemplo que a 1 de enero de este año la ciudad contaba con 440.561 habitantes o que el 79,2 por cien de su población es de nacionalidad española.

Conformaban el póster un texto de introducción y seis gráficos diferentes. En el breve texto introductorio sí se diferenciaba, por dos veces, entre población de nacionalidad española y población de nacionalidad extranjera, diferencia que también quedaba clara en los dos primeros gráficos. Sin embargo, en el cuarto gráfico no era así. Bajo el epígrafe de «Población de nacionalidad extranjera por continente de nacionalidad y sexo», aparecían ocho nacionalidades: africana, otras, asiática, española, latinoamericana, norteamericana, resto de Europa y Unión Europea.

Otro epígrafe previsto

Fuentes oficiales del consistorio palmesano reconocieron ayer que el epígrafe del cuarto gráfico era «erróneo» y añadieron que el epígrafe correcto previsto, que no se introdujo por el citado yerro, era «Población de Palma por nacionalidad y sexo». Así lo corroboró también a este diario el concejal de Igualdad, Juventud y Derechos Cívicos, Aligi Molina, de Podemos. Su departamento fue el organizador de la «Feria de las Culturas», evento que también contó con el apoyo del Gobierno balear y del Consell de Mallorca.

«Se trató de un error material, son errores humanos», explicó Molina, quien recordó que los datos que aparecían en el citado póster habían sido extraídos del documento poblacional originario del Ayuntamiento de Palma, que constaba de más de 80 páginas. La funcionaria que realizó el póster, «una empleada pública excelente», se disculpó por lo ocurrido, al igual que el propio edil. «El texto del póster ha sido ya destruido, por lo que este error no se volverá a producir ya nunca más», concluyó Molina.

La oposición pide explicaciones

En ese contexto, la portavoz del PP en el consistorio palmesano, Marga Durán, señaló ayer que «algún responsable del área afectada tendría que dar explicaciones sobre el error, ya que el equipo de gobierno es el encargado de supervisar cualquier texto que se edite».

Durán recalcó que «en este caso se trató de un error sobre la nacionalidad española, pero podría haber sido sobre cualquier otra cuestión, algo que sería igualmente denunciable». La portavoz popular añadió que «lo que, por desgracia, no es un error es la política de acoso y derribo del actual tripartito contra la lengua castellana». En ese sentido, la edil puso varios ejemplos. «En la web municipal todo está escrito sólo en catalán, además se han introducido cláusulas lingüísticas en los contratos y, por otra parte, en los premios Ciudad de Palma no hay ahora ninguna categoría en castellano», sintetizó.

En el mismo sentido de denuncia se pronunció el portavoz municipal de Cs, Josep Lluís Bauzá, quien en primer lugar indicó que «todos podemos cometer errores», en disculpa de la persona que preparó los gráficos. Hecha esa salvedad, criticó con dureza al equipo de gobierno por lo ocurrido. «Debería de haber alguien que supervisase publicaciones de este tipo una vez ya redactadas, pero en este caso no hubo nadie, esto es lo grave», destacó. Bauzá recordó otro «error» y otra «falta de supervisión» reciente por parte del tripartito, en ese caso en una guía sobre el último alcalde republicano de la ciudad, Emili Darder. «La guía estaba escrita en castellano y había como mínimo ocho faltas de ortografía», lamentó.

Fuente: ABC