El Ayuntamiento recibirá las llaves de la Modelo en diciembre tras su completo vaciado

Barcelona vive un día histórico. Los vecinos de l’Eixample han visto esta mañana la salida de los últimos presos de la cárcel Modelo, justó la víspera de los 113 años desde que se inauguró.

En medio de una fuerte expectación mediática y con un retraso de una media hora, los tres furgones de los Mossos d’Esquadra han trasladado a los últimos internos, una veintena, a otros centros penitenciarios, como Brians 1 y Quatre Camins.

A continuación en el patio exterior de la presión se ha llevado a cabo la firma protocolaria por la que los Mossos y los servicios penitenciaros de la Generalitat dan por finalizado sus servicios de vigilancia en la Modelo.

Tras la rúbrica se han oído aplausos y caras visiblemente contentas. Este acto ha contado con la presencia del conseller de Justicia, Carles Mundó, el secretario general del Departament de Justíca, Adrià Comella, el director general de servicios penitenciarios, Armand Calderó, el hasta ahora director de la Modelo, Josep Font, así como otros representantes de la conselleria de Interior y funcionarios de la prisión.

El furgón policial traslada los últimos presos de la Modelo de Barcelona El furgón policial traslada los últimos presos de la Modelo de Barcelona (MERITXELL M. PAUNÉ)

El cierre de la cárcel ha supuesto el movimiento de mil trabajadores y unos 2.000 internos, según ha explicado en rueda de prensa el conseller de Justícia. Paralelamente a la exposición que se podrá visitar en la cárcel La Model ens parla. 113 anys, 13 històries, desde el 3 de julio al 26 de noviembre, se procederá al vaciado de la prisión. Internos del CIRE, el Centre d’Iniciatives per a la Reinsericó, con contracto y de forma retribuida, se encargarán de retirar los elementos propiedad de Justícia que se pueden reaprovechar, como material de oficina, archivos, mesas de trabajo, muebles o camas. Sobre el futuro memorial de la cárcel Mundó no descarta mantener el nombre de la Modelo.

Otro momento relevante será cuando la Generalitat haga la entrega de llaves al Ayuntamiento. Será tras el vaciado de la prisión, ya está comunicado por escrito, y está previsto que sea en diciembre. Hasta entonces la vigilancia del recinto correrá a cargo de vigilancia privada, tal como sucede con otros edificios públicos.

En cuanto al calendario de los nuevos centros penitenciarios de la Zona Franca, el conseller de Justícia ha informado de que el centro abierto, que sustituirá al de Trinitat Vella, esté en marcha en el 2021 y cueste 33 millones de euros. Otro horizonte es el 2025, fecha en la que se prevé que esté en funcionamiento un nuevo centro, que incluiría el centro penitenciario de mujeres, sustituto de la cárcel Wad-Ras, y otro de preventivos. El presupuesto para levantar estos equipamientos es de 75 millones de euros.

La clausura de la Modelo está marcada por momentos simbólicos. Así, los últimos internos vivieron la última una noche de una forma especial. Los presos pudieron escoger el último menú y cenaron gazpacho, pizza y postre.

La cárcel más antigua de Catalunya, que se inauguró el 9 de junio de 1904, ha echado el cierre tras numerosos aplazamientos y promesas incumplidas. Ahora le espera un nuevo futuro como espacio urbano.

Aplausos tras la firma de los Mossos y los servicios penitenciarios de finalización del servicio de vigilancia

Loading...