El BAM Relámpago regresa a Las Palmas tras casi seis meses en la operación ‘Atalanta’ y hacer 50 abordajes

El buque de acción marítima (BAM) Relámpago ha regresado a su base en elArsenal Militar de Las Palmas capitaltras completar su despliegue en la operación ‘Atalanta’ de lucha contra la piratería en aguas del océano Indico. En menos de 30 semanas ha efectuado 50 abordajes con el objetivo de mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia. La ceremonia de bienvenida ha estado presidida por el Almirante Comandante del Mando Naval de Canarias, Juan L. Sobrino Pérez-Crespo.

El buque salió de su base el 4 de octubre de 2016 y, desde entonces, ha recorrido más de 28.000 millas náuticas en al zona de operaciones, ha realizado casi 50 abordajes a distintas embarcaciones de la zona, monitorizado y protegiendo a buques del Programa Mundial de Alimentos, de la misión de la ONU para Somalia (AMISOM) durante la entrega de ayuda humanitaria de WFP. Además, ha efectuado adiestramientos a los distintos paises regionales de la Cuenca de Somalia.

El patrullero ‘Relámpago’ ha sido el 35 buque español que participa en esta operación de manera initerrumpida desde 2008, bajo bandera de la UE, siendo esta la tercera vez que participa el buque en la operación ‘Atalanta’.

El ‘Relámpago’, al mando del capitán de corbeta Francisco Garcia Flores, es el tercero de la primera serie de cuatro buques de acción marítima (BAM). Está concebido como patrullero oceánico y cuenta con un alto nivel de automatismos, lo que le permite ser operado por una dotación de entidad reducida.

Durante este despliegue ha llevado a bordo 86 personas, incluyendo además de su dotación, personal médico, la Unidad Aérea Embarcada, Equipo Operativo de Seguridad y Equipo de Operaciones Especiales.

Iniciada en el año 2008, la Operación Atalanta contribuye a la mejora de la seguridad en el Océano Indico, llevando a cabo acciones de vigilancia marítima, con el fin de prevenir e impedir los posibles actos de piratería. Colabora además en la monitorización de las actividades pesqueras en la costa de Somalia. Desde su comienzo, España ha participado ininterrumpidamente con la aportación de diferentes medios navales y aéreos.