Inicio Actualidad El Banco Santander fracasa en su intento de recomprar su Ciudad Financiera

El Banco Santander fracasa en su intento de recomprar su Ciudad Financiera

En el auto conocido este lunes, el magistrado rechaza las alegaciones del Santander y defiende la solvencia de la propuesta de los Reuben, realizada a través de Sorlinda Investment, al entender que proporciona unas “garantías suficientes para asegurar la ejecución de la oferta”.

La decisión se produce en el marco del concurso de acreedores de Marme Inversiones, propietario del inmueble que alberga los servicios centrales de la entidad.

Al mismo tiempo, fijó la oferta realizada por Banco Santander en segundo lugar, al pujar por su Ciudad Financiera por el importe de 232,2 millones de euros. La tercera mejor oferta fue la de Lulia Spain, que prometió 159,5 millones de euros por dichos activos.

Había tres ofertas de importancia. Santander ha quedado segundo

En este sentido, Banco Santander presentó una serie de alegaciones cuando conoció que Sorlinda ganaba la batalla en las que cuestionaba que se hubieran respetado las previsiones del plan de liquidación, al considerar que la oferta presentada por la firma de los Reuben no cumplía con los requisitos establecidos. Estas alegaciones se realizaron por el grupo bancario como acreedor y oferente.

El Juzgado Mercantil, no obstante, explica que la ejecución del plan de liquidación que regula el procedimiento a seguir para la realización de los bienes que integran la masa activa del concurso y según lo dispuesto en el mismo, corresponde a la administración concursal.

“El informe presentado explica el procedimiento seguido para la selección de las ofertas presentadas y la actuación desarrollada por la administración concursal, sin que exista justificación alguna para cuestionarla”, reza el auto, que subraya que la finalidad del plan es la de obtener el mayor valor del activo en beneficio de todos los acreedores.

Así, a pesar de las alegaciones presentadas por el banco presidido por Ana Botín, la administración concursal considera que, desde el punto de vista del valor económico, la oferta presentada por Sorlinda es la mejor en la medida en que permite cubrir en mayor cuantía los créditos de todos los acreedores del grupo en liquidación. En este sentido, aclara que ha tenido en cuenta que la diferencia entre las dos mejores ofertas es tan solo un 1,7% del valor del precio de adquisición, pero asegura que la distribución del resultado es diferente.

Garantías suficientes y respaldo financiero

Además, el organismo encargado de la liquidación de Marme Inversiones 2007 observa que las garantías de solvencia ofrecidas por el oferente son suficientes para asegurar la ejecución de la oferta. Esta sociedad cuenta con el respaldo financiero del Grupo Reuben a través de las Confort letter emitidas por Reuben Brothers Limited y Aldergate Investments Limited.

“JP Morgan ha manifestado que tiene plena confianza en que serán capaces de organizar la financiación en su nombre, de modo que el oferente pueda satisfacer las obligaciones asumidas en la oferta”, señala el documento. También informa de que no existe “indicio alguno” que permita prever que la oferta no se cumplirá en el plazo estipulado, conforme a lo dispuesto en el proceso de liquidación.

El marco de actuación recoge que, proclamada la mejor oferta por la administración concursal, el Juzgado dictará el auto de aprobación a favor del ganador, otorgando un plazo de dos meses prorrogables por causa justificada computados desde la publicación del documento.

Transcurrido dicho plazo, la administración concursal informará al
Juzgado sobre la ejecución y, de haberse cumplido la oferta, se dictará el auto de adjudicación definitiva para la transmisión de la propiedad a efectos de presentación para su inscripción en el Registro de la Propiedad de Boadilla del Monte en el supuesto de adquisición de los inmuebles.

En definitiva, el Juzgado Mercantil asevera que es a la administración concursal a quien incumbe la ejecución del plan y no se prevé que el juez del concurso realice una nueva valoración de las ofertas presentadas.

Propietarios de una gran cartera

Reuben Brothers es un grupo de inversión privado especializado en la promoción inmobiliaria y en financiación de deuda. Su cartera está formada por activos tales como The Curtain y Members Club en Shoreditch, uno de los hoteles de lujo más conocidos de Londres, o Lingfield Park Marriott Hotel & Country Club.

También es dueño del aeropuerto London Oxford en Kidlington, de la cadena de clubs Wellington Pub Company o del puerto deportivo italiano Portosole Sanremo, entre otros.

La entidad presidida por Ana Botín acordó el 12 de septiembre de 2008 la venta de sus oficinas centrales en Boadilla del Monte a Marme Inversiones 2007 por 1.904 millones de euros. Simultáneamente, el banco formalizó con esta sociedad un contrato de arrendamiento por un plazo de obligado cumplimiento de 40 años durante los que la renta, que se fijó en su momento en 6.891 euros al mes, se actualizaría anualmente de acuerdo al IPC.

El contrato incorporaba la opción de compra ejercitable por el Santander al vencimiento del periodo de obligado alquiler por el valor de mercado que tuviera la Ciudad Financiera.

No obstante, Marme Inversiones 2007 se declaró en concurso de acreedores en 2014, proceso que sería aprobado por el Juzgado en octubre de 2015 y tras lo que se inició un plan de liquidación coordinada.