Inicio Actualidad El Barça, con un ojo en la Liga y otro en el...

El Barça, con un ojo en la Liga y otro en el mercado

Dice Ernesto Valverde que ahora mismo lo que más le preocupa es recuperar cuanto antes el primer puesto en la Liga, como si al Barça le costara más respirar cuando no está instalado en la cima. “Esta temporada solo hemos perdido el liderato dos veces –recordó el técnico-. Y la primera lo pudimos recuperar en la jornada siguiente”. Para ello le bastó con batir al Sevilla en aquel extraño partido en el que Messi se rompió el brazo. Esta vez los azulgranas no solo necesitan una victoria frente al Villarreal en el Camp Nou (domingo, 18,30 horas; beIN LaLiga), sino también un tropiezo del Sevilla ante el Alavés en Mendizorroza.

Pero en cuanto mira un poquito más allá del duelo de esta jornada, a Valverde le asaltan otras preocupaciones, y la mayor es, sin duda, la plaga de lesiones que se ha cernido sobre el equipo en las últimas semanas. “Es algo incontrolable en cierta medida. Lo peor es que nos han venido muchas en el mismo momento”, apuntó. El último en ingresar en la enfermería ha sido Samuel Umtiti, que, después de reaparecer la semana pasada en el Wanda Metropolitano, ha recaído de sus molestias en la rodilla izquierda y, tras descartar el quirófano, ha decidido viajar a Doha para someterse a un tratamiento de duración indefinida. “Es su pierna, así que el jugador tiene la última palabra y nosotros tenemos que estar para ayudarle”, señaló el Txingurri con gesto de resignación.

El problema es que, al no haber un plazo estimado de recuperación, el club carece ahora de una información fundamental a la hora de valorar la conveniencia de salir al mercado en busca de un recambio. Y a falta de solo 30 días para que se abra la ventana invernal de los traspasos, hay que empezar a tomar decisiones. “En este mes debemos ir definiendo estas cuestiones porque en poco tiempo comienza el mercado de invierno. Hasta entonces tenemos que tirar con nuestros jugadores y valorar la situación. Veremos cómo evoluciona la lesión de Samu y estudiaremos si con lo que hay aquí podemos solventar la situación o si hay que hacer alguna cosa”.

Una lista sin Arthur

La vuelta a la lista de convocados de Thomas Vermaelen habría supuesto un pequeño respiro para el entrenador, pero el central belga, que sí entrenó con el grupo, no recibió finalmente el alta médica. Tampoco lo hizo Arthur, que en principio solo iba a perderse el partido del PSV por la sobrecarga que sufre en los adductores pero que tampoco estará en el Camp Nou ante el Villarreal. Luis Suárez, Sergi Roberto, Rafinha, Jasper Cillessen y Sergi Samper siguen también convalecientes, por lo que Valverde ha tenido una vez más que echar mano de los jugadores del filial Iñaki Peña, Miranda y Chumi para completar la convocatoria.       

En la Liga más imprevisible e igualada de la última década, cada partido supone un gran interrogante. Y tanto el Barça como el Villarreal son dos buenos ejemplos de esa falta de continuidad generalizada. Los azulgranas siguen sin saber si son el equipo que le endosó una manita al Real Madrid o el que encajó cuatro goles en el Camp Nou ante el Betis; si el que redujo la aportación ofensiva del Atlético a un solo tiro a puerta o el que concedió 23 remates al PSV. Y al submarino amarillo, que la semana pasada logró su primera victoria en casa y ocupa el puesto 17º en la tabla, las cosas le van aún bastante peor. “La temporada está siendo muy rara para todos”, resumió el entrenador groguetJavier Calleja.

Claro que hasta en medio de ese océano de dudas en que se han convertido tanto la competición doméstica como el juego del Barça flota una certeza inapelable: Leo Messi. Solo los responsables de elegir a los ganadores de los grandes premios individuales de este año (The Best, Balón de Oro…) parecen insensibles al genio del 10. Una situación que Valverde no se acaba de explicar. “En la Champions, Leo ha sido elegido el mejor jugador de la primera jornada, de la segunda y de la quinta. En la tercera y en la cuarta estaba lesionado. Claro que es extraño que no esté en el podio del Balón de Oro”.