El Barça golea y toca madera antes del Clásico

El Barça llegará al Clásico del Bernabeu con los deberes hechos y hasta corregidos. Once puntos por delante del máximo rival parecen un abismo antes de un partido que puede dejar la Liga casi vista para sentencia. Antes debían los de Valverde domar a un Deportivo al alza para sumar tres puntos fundamentales. Algo que con Leo Messi en estado de gracia resultó tarea más sencilla de lo esperado. El argentino volvió a ser decisivo pese a no marcar e incluso fallar un penalti, con dos asistencias de gol, una de ellas involuntaria. Luis Suárez y Paulinho fueron los receptores de ambas, y los dos terminaría logrando sendos dobletes. Hubo tiempo además para ver un nuevo gol legal del Barça que Mateu Lahoz no concedió por entender que el balón no había superado la línea.

La felicidad del Barça es una cuestión que depende casi en exclusiva de la voluntad de Leo Messi. Y este ha llegado a este tramo de la temporada con el foco puesto en el Bernabeu. Pero a él parece haberse unido Luis Suárez, que ofreció su mejor versión de la temporada con dos goles y multitud de acciones positivas. El palo fue el que negó al Barça una goleada de escándalo. Hasta cinco disparos se fueron a la madera en una noche extraña en este sentido. 24 acumula esta temporada solo en Liga.

El palo fue el que negó al Barça una goleada de escándalo, hasta cinco disparos se fueron a la madera

Tras los ya habituales primeros minutos más especulativos en los que el Barça se hizo con el control del juego, la lesión del Paco Alcácer provocó un cambio en el esquema que acabaría desatando al Barça, es decir, a Messi. El valenciano abandonó el campo en el minuto 20 por unas molestias musculares y Messi recuperó su posición más centrado en el campo mientras Aleix Vidal ocupaba la banda. El argentino comenzó entonces a asociarse con Andrés Iniesta para lanzar ataques rápidos que sorprendieron casi siempre a la zaga coruñesa.

En dos minutos de locura, superado ya el 25 de partido, el Barça dispuso de hasta cuatro ocasiones. Messi por dos veces y Aleix probaron los reflejos de Ruben. A la cuarta no perdonaron los de Valverde. Iniesta se inventó un pase de otra galaxia hacia Messi, que dentro del área controló el balón, regaló el gol a su amigo Suárez. La complicidad entre ambos fue esta noche una de las grandes noticias para los azulgranas. El uruguayo cada día se parece más al jugador que conquistó la Bota de Oro no hace tanto. Otro que llega de dulce al Bernabeu.

Paulinho celebra uno de sus goles con sus compañeros
Paulinho celebra uno de sus goles con sus compañeros (Javier Soriano / AFP)

El argentino siguió a lo suyo, haciendo que sus compañeros se activasen a su alrededor en su búsqueda constante de la portería rival. Una nueva combinación con Luis Suárez permitió al argentino volver a probar al portero coruñés, pero su disparo lo repelió el larguero. En la jugada siguiente fue el poste el que negó el tanto al de Rosario, pero Paulinho, atento siempre a las segundas jugadas, empujó el balón al fondo de la portería.

A los catorce goles que Messi lleva en el campeonato, hay que sumarle los 14 disparos al palo que acumula. Ante el Deportivo fueron un hat-trick los que sumó a esta desgraciada estadística. Si la fortuna le hubiese acompañado un poco más la cifra de goles podría ser escandalosa cuando no se ha llegado siquiera al ecuador de la competición. Ante el Deportivo se guardó los goles para una ocasión mejor, y pese a ello volvió a ser decisivo.

De nuevo el colegiado negó un gol legal al Barça por entender que el balón no había superado la línea de meta

Antes del descanso llegó la polémica al encuentro. No influyó en esta ocasión en el resultado final, pero de nuevo el colegiado negó un gol legal al Barça por entender que el balón no había superado la línea de meta completamente. Luis Suárez se inventó una rabona casi sin ángulo y cuando Rubén despejó el balón, este se había colado en la portería por muy poco. Muy difícil tomar la decisión para Mateu Lahoz, pero tomó la incorrecta.

En la reanudación el Barça dispuso de más espacios para incrementar la cuenta goleadora. El Deportivo pocas veces inquietó a Ter Stegen, que vivió una de sus noches más plácidas. Luis Suárez logró el tercero del Barça tras una gran asistencia desde la banda de Sergi Roberto en un contragolpe. Y Paulinho el cuarto después de otro rechace tras disparo al palo de Jordi Alba. El brasileño, desapercibido en muchas ocasiones, apareció en el momento oportuno para lograr su doblete y llegar a los seis goles esta temporada.

Gol de Luis Suárez no concedido por el árbitro
Gol de Luis Suárez no concedido por el árbitro (Otras fuentes)

Antes de eso, Leo Messi dispuso de un penalti que no fue capaz de embocar. Rubén acertó la intención del argentino, que terminó desquiciado por no poder ver portería. Pero esta ofuscación, producto de su poco acierto tras errar un gran número de ocasiones, resulta anecdótica ante el enorme despliegue del de Rosario, de nuevo el principal argumento del Barça para asaltar el Santiago Bernabeu la próxima semana.

Barcelona, 4 – Deportivo, 0

4 – Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen, Alba (Digne, min.80); Rakitic, Iniesta (André Gomes, min.55), Paulinho; Messi, Suárez y Alcácer (Aleix Vidal, min.23).

0 – Deportivo: Rubén; Juanfran, Schär, Sidnei, Navarro; Guilherme (Fede Valverde, min.62), Borges; Carles Gil (Borja Valle, min.84), Çolak (Bakkali, min.62), Adrián López; y Lucas Pérez.

Goles: 1-0, min. 29: Luis Suárez. 2-0, min. 41: Paulinho. 3-0, min.47: Luis Suárez. min.75: Paulinho.

Árbitro: Mateu Lahoz (Valenciano). Mostró cartulina amarilla a Schär (min. 32).

Incidencias: Asistieron al encuentro 53.607 espectadores en partido de la decimosexta jornada de la Liga Santander disputado en el Camp Nou. Antes del inicio del partido, Leo Messi ofreció a los aficionados azulgranas la bota de oro como máximo goleador de las ligas europas del curso pasado recientemente recibido.

Loading...