El BBVA carga contra resultados 1.123 millones por la depreciación de su participación en Telefónica

El Grupo BBVA informó en la noche del martes 9 de enero que “como consecuencia de la evolución de la cotización de Telefónica, a 31 de diciembre de 2017 las minusvalías en esta cartera ascienden a 1.123 millones de euros”. La entidad presidida por Francisco González dice que mantiene una participación en el capital de Telefónica “superior al 5% que se encuentra registrada en la categoría contable de activos financieros disponibles para la venta”.

A 30 de junio de 2017, las minusvalías latentes de dicha participación ascendían a 880 millones de euros y estaban registradas reduciendo el patrimonio neto del grupo. Sin embargo, la mala evolución de Telefónica en Bolsa en la segunda mitad del año ha elevado las minusvalías hasta los 1.123 millones. En los últimos seis meses, las acciones de Telefónica han caído un 7,3%.

En el Hecho Relevante enviado este martes por la noche a la CNMV, el banco explica que “al cierre del ejercicio 2017, en aplicación de la normativa contable NIC 39, tal y como se describe en los estados financieros intermedios consolidados a 30 de junio de 2017, se considera que dichas minusvalías se deben registrar con cargo a resultados”.

El banco también informa de que este impacto negativo de 1.123 millones de euros “se reflejará en el resultado atribuido consolidado del Grupo BBVA en las cuentas anuales consolidadas del ejercicio 2017 que se someterán al consejo de administración para su formulación”.

Por último, asegura que la minusvalía “no afectaría ni al patrimonio neto ni al CET1 del Grupo BBVA”, denominación técnica del capital de máxima calidad, “dado que las minusvalías latentes ya se deducen de los mismos. Tampoco supondría una salida de caja ni una modificación en la cuantía de pago de dividendos que está previsto proponer al consejo de administración”.

Este martes 9, el BBVA cerró en Bolsa con una subida del 0,37%, hasta 7,262 euros, mientras que Telefónica acabó la sesión en 8,373 euros, con una subida de 0,04 euros.

Hasta septiembre de 2017, el BBVA obtuvo un beneficio neto de 3.449 millones, un 23,3% más que en el mismo periodo de 2016. Es decir: la entidad ganó en 2017 en nueve meses prácticamente lo mismo que en los 12 meses de 2016.

El 29 de noviembre pasado, el BBVA anunció la venta a Cerberus el 64% de su negocio inmobiliario por unos 4.000 millones en la segunda mitad de 2018. El banco dijo no esperar grandes beneficios con la operación, pero si un leve incremento de capital. La entidad se deshizo de una cartera inmobiliaria que en 2016 le supuso unas pérdidas de cerca de 600 millones. Además, la nueva normativa contable internacional le obligaría a elevar las provisiones sobre estos activos. La operación llegó un día después de la venta del 68,2% de BBVA Chile al banco canadiense The Bank of Nova Scotia (Scotiabank), por 1.850 millones de euros.

Loading...