Inicio Actualidad El BCE propone al italiano Andrea Enría como nuevo presidente del Consejo...

El BCE propone al italiano Andrea Enría como nuevo presidente del Consejo de Supervisión

El Banco Central Europeo (BCE) ya tiene nombre para el nuevo supervisor de la banca europea. El Consejo de Gobierno del organismo ya ha remitido al Parlamento Europeo la propuesta para nombrar al italiano Andrea Enría, actual presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés), como próximo presidente del Consejo de Supervisión del BCE a partir del 1 de enero de 2019 en sustitución de la francesa Daniele Nouy, cuyo mandato expira a final de año.

Enría, de 57 años, ocupa la presidencia de la EBA desde febrero de 2011 y su mandato al frente de la entidad encargada de elaborar las pruebas de estrés de la banca europea no acababa hasta 2021, después de ser reelegido en 2016 para un segundo periodo de cinco años.

La candidatura del italiano ha acabado así imponiéndose a la de la subgobernadora del Banco de Irlanda, Sharon Donnery, y su nombre será ahora llevado ante el Parlamento Europeo, que invitará al candidato a una audiencia y luego someterá a votación su elección.

“Si es aprobado por el Parlamento y confirmado por el Consejo de la Unión Europea, Andrea Enría sucederá a Daniele Nouy como presidente del Consejo de Supervisión el 1 de enero de 2019”, indicó el banco central tras remitir el nombre de su candidato al presidente del Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Roberto Gualtieri.

Asumirá el cargo en enero

Según fuentes del BCE consultadas por Europa Press, la elección de Enría se ha producido mediante votación secreta en la que, según los criterios aplicados por el Consejo de Gobierno, no participaron los representantes de Francia, Letonia, Lituania y Luxemburgo al carecer de derecho de voto durante el mes de noviembre.

La elección de Enría, que asumirá el cargo el próximo 1 de enero por un periodo de cinco años no renovables, dará lugar a que la presidencia del BCE como la del Mecanismo Único de Supervisión de la entidad, recaigan sobre dos italianos, rompiendo así una regla no escrita sobre los equilibrios de poder en el banco central y la eurozona, aunque el presidente del BCE, Mario Draghi, dejará su actual cargo el 31 de octubre de 2019.

Además de la sucesión de Daniele Nouy al frente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), en los próximos meses Europa asistirá a la renovación de varios puestos de relevancia en sus principales instituciones, ya que en 2019 se producirá el relevo en las presidencias de la Comisión Europea y del propio BCE, donde también se renovarán otros dos de los seis puestos del Comité Ejecutivo, con la sustitución a partir de junio del belga Peter Praet, economista jefe de la entidad, mientras que el 31 de diciembre de 2019 abandonará el cargo el francés Benoit Coeure, considerado como la mano derecha de Draghi en el directorio del BCE.

En 2017, la presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE) recibió un salario anual de 283.488 euros en 2017, cifra que representó una mejora del 1,8% en relación a 2016.