Inicio Actualidad El Bernabéu no puede ni ver a Bale

El Bernabéu no puede ni ver a Bale

El Santiago Bernabéu ha sentenciado a Gareth Bale y no parece que vaya a darse la vuelta a la situación. El público no aguanta a su futbolista y así lo ha demostrado durante el partido que ha enfrentado al Real Madrid ante el Athletic Club. El conjunto madridista ganó 3-0 en un partido que dejó como protagonistas a dos jugadores con situaciones totalmente enfrentadas. En un lado, Benzema, que se ha metido a base de goles a la afición en el bolsillo, mientras que Bale, por su parte, cada vez desata más la ira del público.

Lo cierto es que el galés ya ha agotado su crédito como futbolista del conjunto blanco. Y así se ha encargado la grada de recordárselo. El extremo no fue de la partida de Zidane ante los leones y partió desde el banquillo. Ingresó en el terreno de juego en el minuto 70, bajo una sonora pitada de la grada, que durante sus primeros minutos sobre el césped no cesaron cada vez que tocaba el balón.

El británico va perdiendo cada vez más peso en el equipo, algo que perfila qué es lo que pretende el técnico de cara al próximo curso y que confirma que no cuenta con él. Pese a ello, Zizou se mostró disgustado en rueda de prensa cuando se le preguntó sobre los pitos a Bale, lamentó que fallase una ocasión y señaló que se “hubiera alegrado de que marcara”.

Lo cierto es que durante los pocos minutos de los que dispuso, Bale tuvo una ocasión y asistió a Benzema en el tercero, al apropiarse de un balón tras una mala salida del área de Herrerín y dejarle el gol en bandeja al francés. Pero todo lo que haga parece que será insuficiente de aquí al final, más aún con todos los títulos ya perdidos.

Bale está sentenciado y eso es algo que no sólo piensa la afición. Desde la cúpula apuntan a que saldrá y sus compañeros ya le ven fuera de la disciplina madridista el próximo curso. Sin embargo, él ha informado al club de sus intenciones de cara a la temporada que viene, y estas pasan por seguir defendiendo la camiseta del conjunto blanco.