Inicio Actualidad ‘El Bigotes’ dice que ningún empresario pagó al PP “por amor a...

‘El Bigotes’ dice que ningún empresario pagó al PP “por amor a dos gaviotas” sino a cambio de algo

El ‘número tres’ de la trama Gürtel, Álvaro Pérez Alonso, ‘el Bigotes’, ha dicho este viernes al juez que investiga la presunta financiación ilegal del PP que “ningún empresario que ha pagado” al Partido Popular lo ha hecho “por amor a las dos gaviotas”, sino por haber “recibido algo” a cambio.

Según fuentes presentes en la declaración que ha prestado ‘el Bigotes’ ante el magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata, también ha asegurado que el líder de la trama corrupta, Francisco Correa, le dijo que el PP implantó un “sistema para adjudicar” obra pública que implicaba el pago de comisiones ilegales por parte de empresarios.

‘El Bigotes’ ha comparecido en calidad de testigo a partir de las 10.30 horas ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 a petición de IU, que ejerce la acusación popular en la causa de la presunta ‘caja B’ del PP. El responsable de las empresas de la ‘Gürtel’ en la Comunidad Valenciana ha llegado a la Audiencia Nacional en furgón de la Guardia Civil, ya que cumple condena en la cárcel de Valdemoro (Madrid).

La acusación popular en la pieza también conocida como los ‘papeles de Bárcenas’ pidió la declaración de Álvaro Pérez después de su comparecencia a principios de este año en el juicio por la financiación irregular del PP valenciano, donde reconoció su participación en diferentes hechos relacionados con actividades ilícitas relacionadas con los pagos en negro al partido.

Al término de la declaración del ‘Bigotes’, el abogado de IU -que ejerce la acusación popular-, Juan Moreno, ha confirmado estas palabras del ‘numero tres’ de la Gürtel, que también ha relatado que “en el PP existía una connivencia con empresarios para ver cómo se podía avanzar en la adjudicación de obra publica de forma ilícita”.

Según Moreno, Álvaro Pérez ha explicado cómo Francisco Correa “ponía en marcha una maquinaria para contratar con un empresario” y a partir de ahí “contactar” con el extesorero ‘popular’ Luis Bárcenas o con el “grupo” de dirigentes del partido que participaron en este sistema con las empresas de ‘Gürtel’. ‘El Bigotes’ ha mencionado al ex alcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda y el exdiputado por Segovia Jesús Merino, ambos condenados por las actividades de la trama corrupta.

“A partir de ahí se ponía en marcha la búsqueda de captación de cargos públicos para que adjudicara esa obra publica. Esa mecánica ilícita y criminal ha quedado patente en la declaración del señor Pérez”, ha indicado el abogado de IU en sus declaraciones posteriores a la comparecencia.

Eso sí, según ha afirmado, ‘el Bigotes’ “no ha podido relatar hechos concretos porque no participaba directamente en la mecánica de adjudicación”, si bien para Moreno ha quedado claro que con sus explicaciones “va tomando forma esta mecánica de realizar adjudicaciones de forma ilícita”.

Según Moreno, Pérez Alonso ha insistido en que conocía el sistema “por las conversaciones” que tuvo con Francisco Correa y que, aunque no conocía las cantidades que se pagaban, “sí sabía que había negocios, que había adjudicaciones ilícitas y que Correa era un conseguidor de obra pública irregular”.

“Es un testimonio más que pone de relieve cómo desde Génova había un entramado para adjudicar obra pública y enriquecer al partido y a sus dirigentes”, es la conclusión que saca el abogado de la acusación popular después de oír el testimonio del ‘número tres’ de la Gürtel.

‘El Bigotes’ también ha aprovechado su presencia hoy en la Audiencia Nacional para quejarse ante el magistrado de que los empresarios valencianos que fueron juzgados junto a él por financiar de forma ilegal al PP en dicha comunidad “están en su casa y él en prisión”, ya que llegaron a un acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción y recibieron condenas inferiores a dos años de cárcel.

60.000 euros en un sobre

Por su parte, el empresario David Marjaliza se ha ratificado ante De La Mata de lo que previamente había declarado en la Audiencia Nacional en el marco de la investigación de la trama ‘Púnica’, que entregó 60.000 euros en efectivo en un sobre a los extesoreros del PP Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas en un despacho de la calle Génova en calidad de “gesto” y por indicación de Francisco Granados. Iba acompañado del exconcejal del Ayuntamiento de Madrid José Fernández Bonet.

“Llegamos a la sede. Bonet fue el que entró y habló en recepción y una vez habló, pasamos al ascensor y subimos a una planta, no sé si la quinta o la sexta, y entramos en un despacho y estaban estos señores. Fue un café de diez o quince minutos, más o menos”, ha señalado, para concretar que entregó el dinero en efectivo en “un sobre”. “Lo dejé encima de la mesa y me fui”, ha apostillado, para incidir en que aquella “fue la única vez”.

Según ha señalado, Granados le había informado de que 60.000 euros era “la donación máxima que se podía hacer de forma anónima, sin que tuviera que ir con un DNI”. El dinero salía de una de sus empresas y no tenía una contrapartida directa, de acuerdo a su declaración, era “un gesto, nada más, para ayudar a la campaña de las municipales y autonómicas” de 2007 en “la pelea” entre Ignacio González y el propio Granados por la sucesión de Esperanza Aguirre en la Presidencia del PP madrileño.