El cartel de Carnavales despierta polémica en Terrassa

El cartel ganador de los Carnavales de Terrassa 2018 ha encendido los ánimos en la ciudad, pero también del ministerio de Sanidad e Igualdad. Su titular, Dolors Montserrat, ha exigido su retirada después que varias entidades feministas, algunas formaciones políticas y también el equipo de gobierno hayan condenado la imagen porque “banaliza el uso de la violencia hacia las mujeres” y hayan pedido también su retirada a los responsables de esta fiesta, La Confraria Mascarada.

El cartel es una obra del artista Xavi Suarez que se titula ‘155 sombras’ y hace referencia al actual contexto político. En ella, aparece una mujer que se rebela a través de varios gestos ante la opresión de tres manos que la tienen cogida y juegan a piedra, papel, tijeras. Al mismo tiempo, aparecen los colores azul, rojo y naranja, en presunta alusión al PP, el PSC y C’s.

La ministra ha advertido a través de Twitter que le parece “intolerable, indignante y vejatorio” que se utilice el cuerpo de la mujer “como objeto sexual”. Al mismo tiempo, el Instituto de la Mujer, organismo dependiente del departamento encabezado por Monserrat ha exigido también la retirada señalando que “el respeto a los derechos de las mujeres también supone el respeto a la representación de su imagen, por lo que hay que rechazar tajantemente cualquier forma de cosificación y de utilización del cuerpo femenino como un reclamo y un objeto sexual”. “Ni el humor, ni la sátira, y mucho menos la mera crítica política pueden servir de justificación para vulnerar estos derechos”, ha añadido.

Legitimar violaciones

La formación Arran ha considerado que el cartel “promueve la violencia machista contra las mujeres” y ha apuntado que “imágenes como estas legitiman violaciones y otras formas de violencia”. Por este motivo, exige al Ayuntamiento que tome las medidas pertinentes.

Por su parte, la presidenta del Institut Català de la Dona, Núria Balada, ha expresado su desacuerdo a través de las redes sociales y ha reclamado la retirada de un cartel que desde su punto de vista hace “publicidad ilícita, banaliza las violencias sexuales y objetualiza el cuerpo de las mujeres”.

El presidente del PP de Terrassa, Gabriel Turmo, ha pedido explicaciones al alcalde Alfredo Vega, también a través de las redes sociales, preguntando “¿qué piensa el alcalde sobre que con el dinero de toda la ciudadanía se promuevan carteles partidistas y, además, de mal gusto?”.

El PSU-viu de Terrassa y la JSUC–Joventut Comunista ha emitido un comunicado en el que valora que “el cartel es contrario a los derechos de las mujeres ya que frivoliza y banaliza el abuso sexual. Si la intencionalidad era otra, el cartel realmente genera confusión y muestra abuso normalizado”, indica.

Críticas del gobierno municipal

El equipo de gobierno recuerda que el cartel escogido es el ganador de una votación pública impulsada por La Confraria Mascarada, que es quien organiza esta fiesta en la ciudad.

Con todo, ha considerado que “banaliza la violencia sexual y objetualiza el cuerpo de las mujeres”. Por esta razón, reclama a la entidad que considere la retirada del cartel. “Aunque Carnavales es un período transgresor por naturaleza, en este caso creemos que el mensaje que da el cartel es claramente contrapuesto al objetivo de una sociedad igualitaria hacia la que todos y todas queremos avanzar, y proyecta una imagen que no encaja con la ciudad feminista que somos”, ha afirmado el teniente de alcalde de Cultura, Amadeu Aguado.

“Por lo que se refiere a la lectura política que se pueda desprender del cartel, defendemos siempre la libertad de expresión de la organización y de los artistas que colaboran”, ha añadido.

Loading...