Inicio Actualidad “El Chepas” miente hasta cuando dice la verdad

“El Chepas” miente hasta cuando dice la verdad

“El Chepas” convoca a sus afines, adláteres, acólitos y lacayos, para homenajear a los niños *sirios* muertos en la guerra. Sin embargo, ¿dónde está el homenaje de este siniestro y malvado sujeto a los niños españoles asesinados por la banda terrorista ETA?

Se lamenta “El Chepas” de los niños sirios muertos durante la guerra, pero ni un gesto, ni una sola palabra de respeto a los niños españoles asesinados por los criminales etarras, y, mucho menos, la firme condena que merecen los asesinos que segaron las vidas de esas criaturas.

“El Chepas” aplaude la puesta en libertad de asesinos de niños indefensos, mientras jamás ha tenido la decencia de acudir a ningún funeral de las víctimas de los criminales etarras, ni arropar a familiares, vecinos, amigos y compañeros, de tantos inocentes asesinados por ser españoles.

Yo invito, no solo a este sujeto indeseable cuya doctrina ideológica es la más sanguinaria de la historia de la humanidad, no. Hago también un llamamiento a todos y cada uno de los que le dieron su voto, a que lean y graben en su retina los nombres de todos los niños españoles asesinados por los criminales etarras:

Mª Begoña Urroz Ibarrola de 1 año de edad, asesinada en San Sebastián el 28 de junio de 1960.

José María Piris Carballo, de 13 años de edad, asesinado en Azcoitia el 29 de marzo de 1980.

Alfredo Aguirre Belascoain, de 13 años de edad, asesinado en Pamplona el 30 de mayo de 1980.

Daniel Garrido Velasco, de 14 años de edad, asesinado en San Sebastián el 25 de octubre de 1986. Sus padres murieron en el mismo atentado.

Sonia y Susana Cabrerizo Mármol, de 15 y 13 años de edad respectivamente, asesinadas en Barcelona el 19 de junio de 1987.

Silvia y Jorge VICENTE MANZANARES, de 13 Y 9 años de edad, respectivamente, asesinados en Barcelona el 19 de junio de 1987.

Silvia Pino Fernández, de 7 años de edad, asesinada en Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

Silvia Ballarín Gay, de 6 años de edad, asesinada en Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

Rocío Capilla Franco, de 12 años de edad, asesinada en Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

Pedro Alcaraz Martos, de 16 años de edad, asesinada en Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

Esther y Miriam, de 3 años de edad, asesinadas en Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

Luis Delgado Villalonga, de 3 años de edad, asesinado en Madrid el 23 de noviembre de 1988.

María del Coro Villamudria Sánchez, de 17 años de edad, asesinada en San Sebastián el 15 de abril de1991.

María Cristina ROSA MUÑOZ, de 14 años de edad, asesinada en Vic el 29 de mayo de 1991.

María Dolores Quesada Araque, de 8 años de edad, asesinada en Vic el 29 de mayo de 1991.

Ana Cristina Porras López, de 10 años de edad, asesinada en Vic el 29 de mayo de 1991.

Vanesa Ruíz Lara, de 11 años de edad, asesinada en Vic el 29 de mayo de 1991.

Francisco Díaz Sánchez, de 17 años de edad, asesinado en Vic el 29 de mayo de 1991.

Fabio Moreno Alsa, de 2 años de edad, asesinado en Erandio el 7 de noviembre de 1991.

Juan José Carrasco Herrero, de 13 años, asesinado en Madrid el 23 de marzo de 1992.

Silvia Martínez Santiago, de 2 años de edad, asesinada en Santa Pola el 4 de agosto de 2002.

Es importante señalar que muchas de estas criaturas fueron asesinadas por los terroristas vascos de la ETA, cuando Arnaldo Otegui, de quien “El Chepas” y otros de la misma ralea sostienen que es un hombre de paz, dirigía la cúpula de esa organización terrorista y criminal.

No hay que olvidar tampoco que tanto la ETA como PODEMOS se alimentan de la misma doctrina ideológica. La que hizo posible que Lenin ocupara el poder en 1917; que Stalin se adueñara de la Europa del Este y de una parte de la Europa Central, en 1945; que Krufchev sofocara con los tanques el alzamiento húngaro en 1956; que Brefnev aplastase las ansias de libertad de la primavera de Praga en 1968; que Ceaucescu en Rumania, ejerciese la más brutal de las tiranías hasta el punto de tener que ser fusilado por su pueblo; que Honecker en la Alemania del Este, reprimiese con todo su potencial bélico a todo aquel que intentase buscar la libertad tras el “Muro de la Vergüenza”; que en Polonia, Wojciech Jaruzelski mucho más tarde, silenciase con las armas el grito desgarrador de los mineros de Gedans; que en China, miles de jóvenes fueran aplastados por los tanques del ejército comunista cuando pedían libertad en la plaza de Tiananmen; que en Colombia los guerrilleros de las FARC en nombre del comunismo, hayan dado muerte a cientos de miles y miles de campesinos; que en Cuba, se sigue aplicando la pena de muerte sin que al “Chepas” y a sus acólitos les importe lo más mínimo; que en España, para su vergüenza, los asesinos de la ETA han secuestrado, mutilado, asesinado, y siguen extorsionando y amenazando en nombre del comunismo; y que en Venezuela, un iletrado sanguinario, dictador y criminal, asesorado por la élite podemita, está masacrando y llevando a su pueblo al hambre, a la miseria y a la muerte.

Si el régimen criminal de Venezuela, el mismo que “El Chepas” quiere imponer en España, fuese la panacea como él mismo proclama, díganme, ¿por qué dos millones de venezolanos han salido del país huyendo de la represión, del hambre y de la miseria, rumbo a cualquier parte menos a Cuba o Nicaragua?

“El Chepas”, no es que sea incoherente, cínico e hipócrita, es que miente hasta cuando dice la verdad.