Inicio Actualidad El CNI busca un gestor de personal a través de la red...

El CNI busca un gestor de personal a través de la red social Linkedin

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) busca un gestor de personal con experiencia en recursos humanos y titulación en Derecho. Así lo publicita este martes en su red social de Linkedin con un enlace para dejar el currículum y los datos de contacto en su página web.

«¿Quieres trabajar en la Gestión de Personal del CNI? Si tienes formación y experiencia en Recursos Humanos y titulación en Derecho, envía tu cv a https://lnkd.in/dswszdYH, con tus datos de contacto». Este es el mensaje que los casi 15.000 seguidores de la cuenta social del CNI en Linkedin han recibido esta mañana.

Los gestores de personal se encargan de cuestiones concernientes a la plantilla. Abarca todas las tareas rutinarias administrativas del departamento de recursos humanos. Entre sus actividades centrales se encuentran la gestión, planificación y capacitación del personal. El CNI cuenta en la actualidad con más de 3.000 agentes.

Este tipo de convocatorias abiertas de trabajo por parte del CNI son completamente inusuales. Para poder participar en los procesos selectivos del servicio secreto e necesario reunir una serie de «requisitos mínimos»: tener la nacionalidad española, ser mayor de edad, poseer la titulación exigida para el subgrupo o grupo al que se opta, no haber sido separado mediante expediente de ninguna de las Administraciones Públicas, ni hallarse inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas, ni privado del ejercicio de derechos civiles, así como «no padecer enfermedad o defecto físico que incapacite para el ejercicio de las funciones del puesto» y poseer -o estar en condiciones de obtener- «el informe favorable de seguridad» acorde a las características propias del puesto de trabajo.

Esto último es la denominada Habilitación Personal de Seguridad (HPS) que el Ministerio de Defensa entrega al destinatario tras una minuciosa investigación interna. Este permiso se renueva con cada cambio de destino o, en su defecto, cada cinco años en el caso de los militares. El candidato a acceder a documentación sensible tiene que rellenar unos formularios -la llamada Declaración Personal de Seguridad (DPS)– que se envían a la Oficina Nacional de Seguridad (ONS), dependiente del servicio secreto. El CNI analiza con detalle las respuestas y abre una «investigación de seguridad» de la citada persona.

En este «análisis de riesgo» de un candidato al HPS se busca saber el grado de «lealtad, honradez y fiabilidad» de dicha persona «en el manejo de información clasificada» y se investiga también a sus cónyuges, familiares cercanos (hasta primer y segundo grado por consanguinidad o afinidad) e, incluso, amigos y allegados en alguna de las 27 situaciones de riesgo que el CNI enumera de forma prolija.

Por ejemplo, se investiga si el interesado o alguien cercano a él ha faltado al «acatamiento a la Constitución y al ordenamiento jurídico de España o de la Unión Europea», caso de algunos de los políticos independentistas catalanes, o cuestiones más mundanas como «dificultades financieras graves» o «el abuso en el consumo de bebidas alcohólicas». 

El CNI, como cualquier otra organización, cuenta con puestos en organismos de apoyo para el funcionamiento de su actividad. Son los denominados servicios corporativos e incluyen, por ejemplo, especialistas de los ámbitos de infraestructuras, jurídico, de administración, financiero o sanitario. «Su aportación es vital en el cumplimiento de las misiones del CNI», subraya en su página web.