Inicio Actualidad El comercio catalán deberá reducir un 30% el aforo con las nuevas...

El comercio catalán deberá reducir un 30% el aforo con las nuevas restricciones

El Govern de la Generalitat de Catalunya ha confirmado esta mañana a patronales y sindicatos las nuevas medidas restrictivas para contener el aumento de casos de coronavirus. Bares y restaurantes deberán cerrar durante dos semanas y los comercios tendrán que reducir su aforo a un 30% y en algunos casos se contempla también la venta con cita previa. Está previsto que el Govern comunique la decisión de formal oficial este miércoles y la orden entre en vigor tan pronto se publique en el DOGC.

El Gremi de Restauració de Barcelona ha anunciado esta mañana que llevará la medida ante los tribunales para intentar paralizarla. El sector, muy dañado por la crisis derivada del coronavirus, se siente “estigmatizado” y avisa que hasta una cuarta parte de los negocios podrían cerrar definitivamente por la caída drástica de los ingresos. Las nuevas limitaciones han causado indignación en la restauración y la hostelería, no entienden que autobuses, metro y trenes puedan ir llenos de pasajeros en hora punta, sin posibilidad de mantener la distancia de seguridad, mientras que los locales que cumplan las medidas sanitarias no puedan mantener la actividad.

“Antes de tomar una medida drástica de cierre de la actividad de restauración, una medida que perjudicará todavía más la viabilidad económica de miles de familias, y antes de hundir la ciudad de Barcelona con una iniciativa de estas características, se han de encontrar otras alternativas”, ha afirmado el director del Gremi de Restauració de Barcelona, Roger Pallarols.

El Govern se ha mostrado dispuesto a facilitar algún tipo de ayuda económica para los negocios que tengan que limitar su actividad. El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha anunciado que el ejecutivo catalán aprobará ayudas para la restauración con una dotación inicial de 40 millones de euros y una nueva línea de avales para cubrir necesidades de liquidez. Por su parte, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado que se incorporará en el Código Civil catalán una cláusula llamada ‘rebus sic stantibus’ que busca “acompañar a aquellas actividades que no podrán hacer frente a su alquiler” debido a las medidas restrictivas decretadas ahora o en el futuro. Comercio y restauración copan, junto con el turismo, los expedientes de regulación temporal de empleo activos.

La actividad de bares y restaurantes está parcialmente limitada desde el 18 de julio, con restricciones de aforo interior y también en terrazas, distancia de seguridad, mesas de como máximo seis comensales o cierres a la 1 h. El Govern ya ha aprobado limitaciones mayores para la restauración de quince municipios del Vallès Occidental con un alto repunte de Covid-19. El consumo en barra se prohíbe en estos establecimientos y el aforo, tanto interior como exterior, baja al 50%. La medida perjudica especialmente a los negocios pequeños, que tendrán que reducir su clientela al mínimo, avisaron ayer desde el Gremi de Restauració de Sabadell.

¿Apruebas las restricciones en bares, restaurantes y comercios en Catalunya por los rebrotes de la Covid?