Inicio Actualidad El comunista Pedro Castillo usa la vacuna rusa para reforzar sus lazos...

El comunista Pedro Castillo usa la vacuna rusa para reforzar sus lazos con el Kremlin – La Gaceta de la Iberosfera

El comunista Pedro Castillo anunció que se instalará en el Perú una planta de producción de vacunas rusas Sputnik V contra el covid-19 para agilizar la vacunación, una decisión que pone al país andino en la órbita de Moscú, en sintonía con sus vecinos capturados por el “socialismo del siglo XXI”.

«Producto de las negociaciones entre el gobierno peruano y el gobierno ruso se ha coordinado la instalación de una planta de producción de la vacuna Sputnik en el país», dijo Castillo en un mensaje a la nación, el primero luego de más de un mes de haber asumido la presidencia.

«El ministro de Salud [Hernando Cevallos] dará mayores detalles sobre estos trabajos», indicó Castillo sin dar mayor información sobre las negociaciones con el Kremlin.

En su mensaje, el mandatario vinculado al comunismo bolivariano realizó también una serie de anuncios respecto a la reactivación de la economía, la entrega de bonos, así como bajar el precio del gas doméstico, las vacunas contra el covid-19 y ratificó que su gabinete ministerial -seriamente cuestionado por estar compuesto por acusados de terrorismo y lavado de activos– está en constante evaluación.

Mi Gabinete está en constante evaluación, todos los servidores públicos tienen el deber de trabajar arduamente y de manera transparente. Sus resultados hablarán por ellos. Tenemos los objetivos y las metas claras para construir un país mejor y con igualdad de oportunidades para todos y todas. Ante el Congreso de la República, el Gobierno ha presentado una política general que ha recibido la confianza, lo que agradezco con espíritu de consenso”, sostuvo.

El jefe del Estado anunció que “en los próximos días” los ministros darán a conocer “sus prioridades” para que la ciudadanía pueda ver “los ejes que guiarán” su actuación a cargo del Poder Ejecutivo.

“En los próximos días, cada sector del Gobierno presentará el detalle calendarizado de sus prioridades en donde se podrán apreciar los ejes que guiarán mi actuación”, aseguró.

El Perú, de acuerdo con información del Ministerio de Salud (Minsa), acumula más de 198 mil muertos y más de 2,1 millones de contagios desde que irrumpió la pandemia del covid-19 en marzo de 2020. Las autoridades peruanas proyectan que la tercera ola provocaría entre 67.300 y 115.000 muertes.

La planta estaría recién implementada en 2023

En diálogo con el noticiero 24 Horas, el titular del Minsa, Hernando Cevallos, explicó que las conversaciones con las autoridades rusas se iniciaron el 31 de agosto y que la iniciativa para implementar una planta productora de vacunas en el Perú vino de ellos.

Cevallos detalló que la instalación de la planta de producción se concretaría recién en el 2023 y que actualmente el proyecto se encuentra en la etapa de negociaciones.

“No queremos avanzar generando una expectativa a corto plazo porque esto es un proceso, primero comercial y luego de implementación de una planta de producción y no podríamos definir un plazo. Entendemos que sería de todas maneras para el año 2023, con mucha suerte para el 2022”, dijo.

Además, el ministro de Salud precisó que aun no hay un monto de inversión específico para la instalación de la planta.

“La inversión va a depender de las negociaciones. Todavía no tenemos, dentro de las conversaciones preliminares, no hemos avanzado qué porcentaje de este proyecto le corresponde a Rusia poner para que se concrete”, puntualizó.

Sudamérica y la Sputink V

El Perú no es el único país de Sudamérica que ha llegado a un acuerdo para producir la Sputnik V -aprobada en 70 países del mundo y con una eficacia del 83% contra la variante delta-, Brasil y Argentina llevan a cabo la producción de la vacuna a cargo de laboratorios privados -União Química y Laboratorios Richmond, respectivamente- y con la intención de producir a gran escala.

Ecuador y Rusia también anunciaron a principios de agosto que analizaban establecer en conjunto una fábrica de Sputnik V, esto tras una conversación telefónica entre los presidentes Guillermo Lasso y Vladimir Putin, en la que además discutieron sobre acuerdos de libre comercio, proyectos ferroviarios, energía y petróleo.

Perú: pieza clave de Rusia en la región Asia-Pacífico

Si bien el establecimiento de relaciones diplomáticas, a nivel de embajadas, se dio recién en 1969 -durante la dictadura militar prosoviética del general Juan Velasco-, las relaciones ruso-peruanas se remontan a finales del siglo XIX, durante el reinado del zar Alejandro II, que hizo un cambio de timón en la política exterior del Imperio Ruso, inicialmente reticente a reconocer las independencias de las repúblicas hispanoamericanas del Reino de España, debido sobre todo a las buenas relaciones con la Casa de Borbón y el desprecio hacia las revoluciones liberales.

«Tenemos todas las razones para ser optimistas sobre el futuro de las relaciones ruso-peruanas», dijo el director del Departamento Latinoamericano del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Alexander Schetinin.

Según Andina, Schetinin aseguró que la cooperación bilateral ha alcanzado el nivel de asociación estratégica, y sigue desarrollándose de forma dinámica, por lo que hoy el Perú constituye uno de los socios más importantes de Rusia en América Latina y la región Asia-Pacífico.

«Estamos firmemente comprometidos a seguir fomentando toda la gama de nuestras relaciones, incluido el diálogo político de confianza», subrayó.

A través de una carta, el presidente ruso Vladimir Putin felicitó a Pedro Castillo por su victoria en las Elecciones Generales 2021, destacando que las relaciones ruso-peruanas tradicionalmente tienen carácter amistoso.

«Confío en que su labor como jefe del Estado reforzará más el diálogo bilateral constructivo y la cooperación mutuamente ventajosa en diversos ámbitos», señaló.

Rusia revive los cuadros de la Unión Soviética

Para Francisco Tudela, exministro de Relaciones Exteriores y exvicepresidente del Perú, Rusia y China apoyan abiertamente los gobiernos del “socialismo del siglo XXI” en América Latina con el propósito de utilizarlos como agentes hostiles en la retaguardia de los Estados Unidos.

“El caso ruso es muy interesante. En el ámbito europeo, la posición de Rusia tiende a ser muy conservadora, como lo es dentro del Estado ruso. Sin embargo, como tiene esta confrontación global con los Estados Unidos, entonces aplican la fórmula maquiavélica del ‘el enemigo de mi enemigo es mi amigo’. Por tanto, Rusia ha revivido en América Latina todos los antiguos cuadros de la Unión Soviética y usa el comunismo para colocar una fuerza antiamericana en la retaguardia de los Estados Unidos, y en la retaguardia de Occidente”, asegura.


Publicidad